Se crea la partitura musical más larga de la historia en la campaña de lanzamiento del nuevo Peugeot 508

El propio vehículo es la herramienta o instrumento empleado para interpretar la partitura, recreada en una pista de conducción cerrada al público, ubicada en una base militar de Croacia

En esta carrera de las marcas por ser atractivas ante la audiencia mediante contenido relevante, cuando no útiles desde el punto de vista social, se generan docenas de ejemplos cada año de campañas innovadoras que se basan en la tecnología para conseguir ser innovadoras o rupturistas en el plano publicitario y del marketing. Es el caso de la nueva campaña impulsada por Peugeot en Francia, donde se ha construido la partitura de música más grande y larga de la historia, a fin de ser interpretada a través de una conducción especial con uno de sus modelos.

La campaña, que arropa el lanzamiento comercial del nuevo Peugeot 508 a nivel mundial,  pretende poner de relevancia la capacidad de innovación y la apuesta por la tecnología de la marca y sus coches, (además de su valor cultural y la pasión como valor inherente a la marca) a través de una 'performance' artística. Con la ayuda de Riopy, compositor y pianista conocido internacionalmente por su trabajo en el mundo del cine (donde ha llegado a ganar varios premios Óscar por la banda sonora de películas como 'La chica danesa' o 'La forma del agua') y de la agencia de publicidad BETC Paris, la marca de automoción ha compuesto la primera pieza para piano escrita para ser interpretada por un coche en movimiento. Es decir, que han creado la partitura más larga del mundo para que su modelo Peugeot 508 sea la herramienta o instrumento musical capacitado para interpretarlo.

Para hacer realidad el proyecto el equipo de la agencia y el compositor han trabajado durante seis meses con arquitectos, ingenieros, técnicos y otros músicos. El resultado es una partitura que toma forma en el suelo de una pista de conducción privada (dentro de la base militar croata de Zeljava, donde nunca se ha rodado anteriormente una campaña publicitaria) con 190 notas repartidas en casi 2 kilómetros de partitura asfaltada. Los coches, provistos de fábrica de un sistema de sensores capaces de reaccionar ante elementos externos que pueden obstaculizan la conducción, han unido estos sensores a una unidad MIDI, de tal manera que cada vez que el vehículo pasa por encima de una de esas notas interpreta el sonido original de la partitura, recreando así la pieza al completo al finalizar el circuito diseñado.

 

 

La campaña se ha titulado 'The Score' y ya cuenta con una versión de vídeo que está circulando en redes sociales y televisión (en versión más reducida), además de un making of detallando las claves de la producción, entre otras ejecuciones. Al mismo tiempo una versión oficial de la sintonía se publicará y lanzará al mercado bajo el sello de Warner Musics.