EDP y EDPR renuevan su identidad en línea con la transición energética  

Las empresas del Grupo EDP cuentan ahora con una imagen única dada la presencia global de la compañía, que actualmente se encuentra en 28 mercados. El logotipo se actualiza para reflejar el compromiso de la empresa de ser 100 % verde a finales de esta década

Un año después de haber reforzado su apuesta por la transición energética con una inversión de 24.000 millones de euros hasta 2025, el Grupo EDP anuncia una nueva identidad, en línea con el posicionamiento de la compañía en el sector energético y con su papel en la sociedad.

Esta imagen refleja la transformación de EDP en los últimos años hacia una empresa más global, inclusiva y centrada en el futuro, la sostenibilidad, la innovación y la responsabilidad social. En este contexto, el grupo ha decidido actualizar su comunicación de marca y cultura interna, con el fin de asegurar que sigue reflejando la evolución de EDP y su ambición de liderar la transición energética. 

Las distintas empresas del grupo tendrán una identidad de marca única, representativa del alcance de EDP, que solo en el último año ha entrado en 12 nuevos mercados. Por su parte, las empresas de distribución eléctrica en España (Begasa, E-Redes y Viesgo) mantendrán su propia identidad.

El logotipo y la identidad gráfica están inspirados en la circularidad de la naturaleza, el planeta y las diversas fuentes de energía renovable -el sol, las turbinas de viento y agua-, elementos clave en la estrategia de la empresa, que aborda el cambio climático con la ambición de duplicar su capacidad renovable para 2025.

Además, esta elección representa la ambición por una economía circular más sostenible y requiere una innovación constante, necesaria en el sector energético, para responder al desafío de reducir el uso de combustibles fósiles y de la independencia energética.

Los colores escogidos, verde, azul y violeta, representan la sostenibilidad de la naturaleza, las energías limpias, la tecnología y las personas, y están en línea con el objetivo de EDP de ser neutra en carbono a finales de esta década, sin dejar a nadie atrás en este camino. Esta identidad ha sido desarrollada por un equipo multicultural de la agencia de diseño internacional Pentagram, con conocimiento de los mercados en los que EDP está presente.

“A lo largo de nuestra historia hemos contribuido a la reinvención del sector energético, promoviendo un impacto positivo en la sociedad. Seguiremos liderando la transición energética y la descarbonización de la economía, por un futuro mejor. Con la evolución que hoy comunicamos, queremos incorporar en nuestra imagen y en nuestras acciones los pilares de esta misión y de una transición justa y sostenible”, afirma Miguel Stilwell D’Andrade, CEO de EDP.

La nueva imagen ha sido presentada en exclusiva a los casi 13.000 empleados del grupo por el Consejo de Administración Ejecutivo en un acto interno para todos los mercados en los que EDP está presente.

Esta transformación se producirá en una primera fase internamente y tendrá lugar de forma progresiva, en un proceso que se extenderá hasta 2023.

Para comunicar esta evolución, la agencia internacional Havas ha desarrollado una campaña de posicionamiento institucional. “We Choose Earth – Elegimos la Tierra” es el manifiesto que da voz a este cambio y que pretende movilizar a toda la sociedad en esta urgente y necesaria transición.