Actualidad
Advertisement

Sheila Casas baila al ritmo de Catchalot

Bajo el claim 'We love Catchalot', la firma presenta las nuevas tendencias en calzado otoño-invierno 2022/23 en un movido spot que resalta la calidad del calzado

Catchalot cuenta con una protagonista muy especial para su nueva campaña de zapatos otoño-invierno 2022: la conocida influencer Sheila Casas. Con un videoclip moderno y fresco, la actriz hace al espectador partícipe de 'We Love Catchalot', una colección con las tendencias más actuales en zapatos que triunfan esta temporada.

La campaña, de medios digitales, pretende dar a conocer el calzado de manera positiva y el disfrute del consumo inteligente. Una forma creativa de dar paso al Black Friday, uno de los períodos de ventas más importantes a nivel mundial y en donde se mueven más del 25% de las transacciones en el canal ecommerce. Por todo ello, la campaña se está dando a conocer a través de los canales propios con los que cuenta Catchalot. (Redes sociales, Base de datos propia o pantallas en tiendas) y a través de canales de pago como Youtube o acciones de publicidad programática.

La moda es un método de expresión que nos define a la hora de vestirnos. Es por ello, que la empresa andaluza lleva más de 35 años apostando por diversos estilos, con marcas de zapatos líderes en el mercado, disponibles en sus establecimientos físicos y web. Con esta filosofía, Catchalot da a conocer las nuevas tendencias en zapatos 2022/23, destacando sneakers con estampados únicos, elegantes botas cowboy, botines chelsea con plataforma, botas de agua con suela track o botas de cordón inspiración militar.

Catchalot apuesta por marcas de fabricación española entre las que podemos destacar Pikolinos, Fluchos, Pitillos, Hispanitas, Wonders, Gioseppo o Callaghan entre otras. En su colección también podemos observar marcas de la propia firma. Además, la empresa fomenta el calzado sostenible y presenta marcas de moda que apoyan el cuidado del ecosistema.

Una iniciativa dirigida al público para crear conciencia colectiva y que incita a unos procesos de fabricación medioambientales. Un mix rompedor que potencia la energía de la estación venidera.