¿Qué debemos tener en cuenta para desarrollar nuestro branding con éxito?

Sol Fauquier

La importancia del branding en las organizaciones, sobre todo en las de tamaño más pequeño, muchas veces está infravalorada. Sin embargo, teniendo en cuenta que se crean seis millones de empresas al día, saber diferenciarse es una de las claves del éxito.
La inversión en este tipo de recursos es una parte imprescindible para que las compañías se diferencien de la competencia y se facilite la captación y mantenimiento de clientes leales.
Las pautas más importantes a la hora de desarrollar el branding de las empresas deben basarse en tres aspectos fundamentales: los valores que representa la marca, el aspecto y los elementos que se deben adaptar a esta.
Los valores que representa la marca corresponden a la definición de tres aspectos fundamentales. La misión, que debe incluir las necesidades de los clientes, cómo van a resolverse y qué otros aspectos va a cubrir la empresa. El público objetivo, la representación concreta de los clientes, de su comportamiento, sus hábitos, sus gustos y su círculo. Además, deben definirse las diferencias con respecto a la competencia como valor añadido.
El segundo dato a tener en cuenta es el aspecto y debe definirse a través de una investigación de mercados. Es importante conocer cómo son los elementos gráficos de las empresas de la competencia y cuáles han sido los mayores éxitos y fracasos. Además, la personalidad de la marca debe estar representada en su imagen y debe ser la línea a seguir para diseñarla.
Por eso mismo, los elementos del branding, el logo, la web y las redes sociales, deben estar alineados con los aspectos anteriores. Los colores, la tipografía y los símbolos que formen el logo deben representar los valores de la empresa. También debe ser así en la web, pero además, deben ser prácticos para poder ser representados o reproducidos en cualquier formato. En las redes sociales, es muy importante definir el canal y el tono que se va a utilizar, para de nuevo, mantener el mismo estilo que represente a la marca.
La representación visual de una marca es la primera fotografía que tenemos de una empresa, darse a conocer o popularizar los productos y servicios de una compañía se hace muy difícil cuando su imagen no cuadra con sus objetivos y valores. Por eso es tan importante definir las características de la empresa y sus públicos, para poder promocionarse de la forma más adecuada.

Sol Fauquier, marketing manager para España, 99designs.