¡No juego con muñecos... juego con las marcas!

Alexander Padilla

De pequeño solía jugar con los Micro-Machine, los juegos de mesa,  y solía pasar horas y horas jugando al “pilla pilla” o al “chocolate inglés” con mis amigos del cole. Para mi jugar era eso: amigos, risas, diversión... Ahora con el paso de los años y sumergido en mi profesión como publicitario, he comprobado que las cosas han cambiado considerablemente. Ya no juego con muñecos... juego ¡CON LAS MARCAS!

Son muchas las marcas que se están sumando a plantearle a su consumidor un tiempo de ocio y diversión en forma de juegos donde se les pide cierta implicación y tiempo. Muchos de estos juegos se plantean a través de las redes sociales, ya sea a cambio de un premio (entradas a conciertos, preestrenos de cine, videoconsolas...) o a cambio de pasar simplemente un buen rato jugando.

Los datos hablan por si solos: "Un 53% de los usuarios de Facebook dedican una media de 7 horas al mes a jugar". Un claro ejemplo de éxito son los famosísimos juegos “FarmVille” o “CityVille” (ambos han arrasado estos últimos tres años en Facebook).

A su vez, y según el Consejo de Directores de Marketing, el 65% de las personas se hacen fan de una marca online por sus juegos, concursos y promociones. Esta tendencia de proponer juegos y todo tipo de acciones con premio está muy en alza, hasta el punto de que ya se le ha asignado un nombre a esta estrategia: La Gamificación.

Cuando hablamos de Gamificiación hablamos de la estrategia que se lleva a cabo para generar compromiso hacia la marca y fidelización a través de técnicas de juego (aplicaciones, puntos, descuentos, premios...) en sectores no pensados para el juego. El reto que tienen ahora muchas marcas es la de crear propuestas de valor para poder seguir fidelizando a sus miles de seguidores y los mantenga como clientes habituales.

Personalmente creo que la Gamificación es una gran estrategía y una de las mejores formas de llegar a poder hacerte con la fidelización de un cliente y conseguir que no se vaya a la competencia.

Ya de primeras, que la marca te invite a participar en una promoción o en una acción vía redes sociales implica que el usuario o seguidor se involucra y está predispuesto a escuchar el mensaje que la marca está queriendo hacerle llegar a través de anuncios por televisión, en prensa, radio... y que no llega a conseguirlo.

Una vez el usuario está involucrado con la marca, ésta debe hacerle sentir parte importante de ella, y hacerle ver que a través de diferentes juegos, promos y demás, el usuario va a disfrutar y con un poco de suerte puede llevarse un buen premio. Sencillamente, lo que a la marca le interesa es que a la hora de la compra, el consumidor recuerde el buen rato que le ha hecho pasar proponiendole juegos, adivinanzas,fotos y vídeos divertidos... Una buena ejecución de todos estos pasos tiene todos los puntos para ser una gran campaña de fidelización y de “engagement” y acercamiento entre el consumidor y la marca.

Sé que para muchos esto no será nada nuevo, pero me he visto en la obligación de escribir viendo que aún hay muchos departamentos de marketing que no ven en lo importante que es el buen trato con el usuario que te sigue, el que se hace fan de ti. No todo consiste en regalar premios importantes, viajes y cruceros estupendos... El usuario necesita pasar un buen rato, distraerse y entretenerse de la forma más fácil y atractiva. Quién sepa llevar todo esto adelante con una buena estrategia de base, conseguirá hacerse con un gran número de consumidores fieles que con un poco de suerte, actuarán como prescriptores de la marca.