La desconfianza de los consumidores continuará racionalizando el consumo según Millward Brown

Se mantiene la tónica negativa en la valoración del momento para realizar compras

Los datos del Índice de Comportamiento del Consumidor de Millward Brown señalan que la crisis sigue afectando, y cada vez más a las familias y de hecho no mejora la tónica general en la valoración del momento para realizar compras, ya sean de envergadura o cotidianas. El 86% de los encuestados considera que la situación es mala o muy mala; sólo el 0,8% dice que es buena y el 15,2% la califica como regular, si bien la valoración de la situación económica de las familias y su previsión para dentro de seis meses mejoran algo, aunque puede ser un repunte puntual.

Junto con la valoración de la situación económica del país, lo más destacado del mes de junio, según Millward Brown es el incremento de la percepción de que la crisis está afectando a las familias y a su situación económica. Así, el 55,6% de los entrevistados opinan que apena mucho o bastante, y reaccionan racionalizando el consumo, mientras que el 6,8% opina que afecta poco o nada. El hecho de reaccionar racionalizando tienen su reflejo en las previsiones lanzadas por la Asociación de Marketing de España que prevé caídas generalizadas de la inversión rn los sectores de automoción, financiero, energía, gran consumo y medios de comunicación.
 
De todos modos y como síntoma positivo, parece que la recuperación está más cerca, según opinan los encuestados. Al menos la idea de que habrá más desempleo ha descendido.