¿Son las mujeres los consumidores del futuro?

Según un estudio global de Nielsen, las mujeres declaran que lo que más les influye en sus compras son los anuncios de la televisión

‘La mujer del mañana’ es el estudio que ha realizado Nielsen entre mujeres de 21 países para analizar sus hábitos de compra así como el uso que hacen de los medios de comunicación. Entre las principales conclusiones que se extraen, Nielsen destaca que las mujeres son las consumidoras clave del futuro, tanto por el aumento de su poder adquisitivo como por el crecimiento de su influencia en el entorno familiar. Respecto al medio más influyente en las mujeres a la hora de tomar decisiones de compra, destaca la televisión, que en los 10 países emergentes y en 7 de los 11 países desarrollados analizados, supera a las otras 14 posibles fuentes de información. Las excepciones se dan en Alemania y España, donde el boca-oreja es más valorado que la televisión; en Corea del Sur, en el que las búsquedas en internet ocupan el primer lugar; y en Suecia, donde se valora más el mailing y la publicidad directa.

En el caso de España, y en lo que se refiere a la toma de decisiones de compra, la gran mayoría de las mujeres encuestadas piensan que las decisiones de compra de casi todos los productos las deben compartir hombres y mujeres en total igualdad. Claro que el 52% de las mujeres mantiene algunos tópicos tradicionales, como que las mujeres deben encargarse más de las compras relacionadas con el hogar, los niños, la ropa o la belleza; y los hombres más de los coches o la tecnología; frente al 45% que opina que es por igual de hombres y mujeres, y apenas un 3% que dice que debe tomarla más los hombres. También un 63% considera que las compras de comida debe corresponder igual a hombres como a mujeres y el 7% que señala a los hombres; y un 41% otorga la prioridad a las mujeres en la compra de ropa, por el 56% que la considera compartida. Algo similar ocurre con la compra de productos farmacéuticos: el 69% cree que es igual de hombres y mujeres, un 27% opina que es más de mujeres, y el 4% que más de hombres. También las mujeres parecen tener más peso en las decisiones sobre el cuidado de los hijos: un 40% dice que es prioritariamente decisión de las mujeres, aunque es mayoría los que la consideran compartida con los hombres (56%) y solo el 4% la otorga a los hombres. La compra de aparatos electrónicos como televisores u ordenadores para un 72% debe ser compartida; por un 17% que señala que es cosa de hombres, y el 11% que más de mujeres; y algo similar ocurre con la electrónica personal como teléfonos móviles: un 71% dice que de ambos, un 24% de los hombres, y el 6% de las mujeres. En el caso del automóvil la decisión de compra debe ser frente al común para el 57%, por un 39% que la atribuye más al hombre, y el 4% a la mujer. Para decidir un banco, tarjeta de crédito y otros temas financieros la inmensa mayoría de las mujeres españolas consultadas (el 73%) opina que debe hacerse en igualdad, por un 16% que considera que lo deben decidir sobre todo los hombres y el 11% que señala a las mujeres. Y porcentajes similares se dan en los seguros.
 
Respecto a qué cualidades valoran las mujeres a la hora de tomar sus decisiones de compra, en la mayoría de los productos destacan sobre todo la relación precio-calidad  (citada por el 39%) y el precio (30%), aunque también hay excepciones en los que prima el valor y la confianza en la marca (22%), la prescripción de un profesional, o la recomendación de amigos o familiares.
 
Respecto al futuro, el 40% de las mujeres encuestadas de los países desarrollados piensaque sus hijas tendrán mayor estabilidad financiera, y el 54% cree que sus hijas lograrán una mejor educación. Claro que un 34% cree que sus hijas tendrán menos posibilidades para elegir cuando jubilarse en comparación con los estándares actuales. Y casi tres cuartas partes (74%) de las mujeres encuestadas en los países desarrollados creen que sus hijas tendrán mayor y mejor acceso a las tecnologías.

Los mercados emergentes parecen tener mayores expectativas de progreso: el 80% de las mujeres encuestadas creen que sus hijas tendrán mayor estabilidad financiera, un 83% cree que tendrán mejor educación, y el 84% piensa que tendrán un mejor acceso a lastecnologías.