El uso de la IA mejora casi un 30% la tasa de conversión de las campañas digitales

La inteligencia artificial también contribuye a que marcas y agencias aumenten la rentabilidad de sus inversiones al reducir drásticamente el Coste por Adquisición (CPA) hasta un 18%

La rentabilidad de las campañas digitales es una preocupación importante para anunciantes y agencias, por lo que la frustración aparece al observar que en bastantes ocasiones sus inversiones en publicidad se realizan en inventarios ineficaces que no se traducen ni en conversiones ni en ventas. Además, las dificultades que aparecen vienen relacionadas con determinar qué soportes, horas del día o segmentos de audiencia son los más adecuado spara conseguir los objetivos de sus campañas.

Según un estudio interno de Taboola, para una verdadera optimización de las inversiones en campañas de publicidad digital es imprescindible llevar a cabo un proceso de automatización basado en inteligencia artificial. Entre las muchas ventajas que aporta, permite, por un lado, aumentar considerablemente las tasas de conversión de las campañas hasta en un 28%; y por otro, marcas y agencias consiguen una mayor rentabilidad con ella al reducir drásticamente el promedio de coste por adquisición (CPA) en 18 puntos porcentuales.

Son multitud de proveedores tecnológicos los que ofrecen tecnología para la gestión automatizada de las campañas digitales basadas en IA. Smart Bid, por ejemplo, está especializada en las campañas de publicidad nativa o de descubrimiento de contenidos. The Telegraph Financial Solutions, que utiliza esta tecnología, es una marca comercial independiente del diario británico The Telegraph, que proporciona servicios financieros a la audiencia del periódico inglés sobre asuntos complejos como inversiones, préstamos y seguros. Tras su implantación, la compañía ha visto un crecimiento importante de generación de leads más cualificados en sus campañas con Taboola. De hecho, está consiguiendo un 59% más de conversiones a un coste similar por lead.

En cuanto a la rentabilidad de las campañas, las marcas también observan grandes beneficios cuando son los algoritmos los que optimizan las pujas por impresión. Por un lado, experimentan importantes y casi instantáneos descensos del coste por lead de hasta un 20%. Al mismo tiempo, ayuda a disminuir las horas que se dedican a optimizar manualmente las campañas y a la gestión de la oferta. De tal forma que marcas y agencias pueden destinar más tiempo a pensar en cuestiones estratégicas relacionadas, por ejemplo, con las creatividades o el target más adecuado.

La IA permite, además, en el momento de una subasta particular, ajustar automáticamente la oferta de referencia de cada impresión, según las probabilidades de obtener las conversiones o páginas vistas deseadas para cada campaña. Para conseguirlo, esta tecnología analiza cada mes cerca de 500 millones de conversiones valiosas a nivel mundial, teniendo en cuenta el histórico de las conversiones, de acuerdo a datos sobre los soportes, usuarios, hora del día, plataforma, etc. Al mismo tiempo, es capaz de maximizar de manera segura las conversiones, sin necesidad de tener que limitar el target de las campañas.