Cadena 100 cumple 15 años

Y lo celebra con un concierto en el Palacio de los Deportes de Madrid en el que los músicos alternaron sus éxitos de ayer y de hoy.

Inauguró la noche Antonio Orozco, quien hace exactamente un mes llenaba el Palacio de los Deportes de Madrid en la presentación de su nuevo disco 'Cadizfornia'. Quijano, con un look a lo Cañizares, se metió al público femenino en el bolsillo. Nena Daconte dedicó a los asistentes algunos de sus temas más conocidos. Mikel Erentxun cantó, entre otros, dos de los clásicos del pop español: “Cien gaviotas” y “Esos ojos negros”, éste último acompañado por Alex Ubago, quien le precedía con un par de temas acústicos. Rosana salvó el fallo de una guitarra con una intervención a capela. Posteriormente se ganó al público bajando al campo y cantando entre los asistentes. Tras una breve intervención de Lucky Twice, llegó Carlinhos Brown, el artista más esperado de la noche. Presentó su nuevo disco y movilizó al público con sus conocidos carnavales, hasta pasada la 1:30 de la madrugada.

Entre actuación y actuación, el equipo de Cadena 100 se presentó a sus oyentes. Lo peor de la noche: un excesivamente largo patrocinio que aportará dudosos beneficios a Guitar Hero, Play Station.  

Más acertada fue la acción llevada a cabo por Doble Cero, quien soltó una bola gigante hinchable con El Pulpo, uno de los locutores estrella de Cadena 100, dentro.

Lamari, de Chambao, entregó el disco de oro (50.000 copias vendidas) a Cadena 100 por su recopilatorio.