Explotar la adicción al móvil

El ser humano es un sujeto que consume y está siempre conectado. Por eso, los dispositivos móviles están obligando a muchos distribuidores a empezar a gestionar experiencias de compra multicanales, aprovechando todos los puntos de contacto de sus clientes para adaptarse a la nueva forma en la que los shoppers quieren empezar a comprar.

En España, más de 14 millones de personas compraron a través del móvil el año pasado, lo que viene a ser más del 50% de usuarios de smartphones que hay en nuestro país. Así pues, saber adaptar los servicios a las necesidades del consumidor, crear valor añadido, unir el punto de venta físico con el móvil o facilitar al cliente los procesos puede influir positivamente a la hora de tomar la decisión de compra revolucionará el mobile commerce de tal forma que, no incluir en la estrategia de compañía el desarrollo este canal implicará asumir la pérdida de competitividad tanto en el presente como de cara al futuro.

Según el informe ‘Spain Digital Future in Focus 2013’, publicado por Comscore, el número de usuarios online en nuestro país ha crecido un 4% respecto al año anterior. Los internautas dedican una media de 24 horas al mes a navegar por internet y se estima que 17 millones de españoles accedieron a diario a internet a través de su ordenador.

Según los datos de la primera ola del estudio general de Medios de 2013 el medio internet ha alcanzado una penetración del 48,6% (es decir, 19.112.000 de internautas en el día de ayer). La  audiencia del medio ha crecido en el último año un 12%, llegando casi a triplicarse el acceso a la red desde dispositivos móviles, especialmente teléfonos inteligentes y tabletas. A la red se sigue accediendo mayoritariamente desde el portátil (60.9%), si bien el acceso a través de dispositivos móviles (smartphones y tablets) se incrementa un 35,4% con respecto a la última oleada (diciembre de 2012), y se multiplica por 2,7 respecto al mismo periodo del año anterior. Por tanto la penetración del acceso a internet a través de estos dispositivos es de un 46,2% en esta oleada, mientras que en la misma oleada del año anterior era de un 12,9%.

Estas cifras, y también esta revolución, ha traspasado las barreras y la audiencia ha llegado en masa a los dispositivos móviles. El 87% de la población mundial tiene un móvil. China es el país del mundo con más smartphones (246 millones), seguido de Estados Unidos con 230 millones. En España, 8 de cada 10 móviles vendidos en diciembre de 2012 fueron smartphones, motivo por el cual ahora España se sitúa como país líder en Europa en tasa de penetración de estos dispositivos con un 66% de usuarios móviles, por delante de Reino Unido (62%), Francia (51 %), Italia (51%) y Alemania (48 %). Este liderazgo se ha traducido en 92,2 millones de euros de inversión en marketing móvil durante el año pasado, una cifra que supone un crecimiento del 45% según la Marketing Mobile Association Spain (MMA Spain). Lo mejor está todavía por llegar. No hay más que ver los datos del estudio ‘Think Performance’, de Google que prevé que el m-commerce se multiplique por siete de aquí a 2018 y llegue a los 19.000 millones de euros en Europa.

A continuación publicamos las claves para entender qué oportunidades representa el canal móvil para las marcas y sus negocios, de la boca de lso principales actores y expertos del mercado español. Asimismo puedes acceder al reportaje completo en el número 284 de la edición impresa de El Publicista.