Los adbloquers impiden ver la mitad de los anuncios que se lanzan

Comscore elabora una infografía que muestre cómo impactan el bloqueo de anuncios, el tráfico no válido y la visibilidad en los resultados de una campaña

La publicidad digital ha experimentado un crecimiento significativo; pero para que este auge global continúe por el buen camino, la industria necesita garantizar una entrega publicitaria transparente, con anuncios libres de fraude y visibles para el consumidor para que puedan generar un impacto. 
Para colaborar en el impulso de estas prácticas, comScore ha elaborado una infografía que informa sobre cómo el bloqueo de la publicidad, el tráfico no válido y la visibilidad impactan en la entrega de anuncios, y qué es lo que la industria puede hacer para hacer frente a estos desafíos.

Según comScore, el bloqueo de anuncios es un fenómeno en crecimiento. Los usuarios más jóvenes (18-24 años) son más propensos a bloquear anuncios, especialmente los hombres; y tiende hacia los segmentos de mayores ingresos del mercado. Así, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido lideran el incremento porcentual de estos bloqueos, con un crecimiento de 27%,, el 16% y el 13%, respectivamente. Precisamente el bloqueo supone una llamada de atención a los anunciantes y los medios con el objetivo de que mejoren la calidad y experiencia de la publicidad que acompaña al contenido online. De momento, dice comScore que los medios están probando soluciones menos invasivas para que los clientes accedan al contenido, con o sin publicidad, y muchas de estas alternativas están demostrando ser efectivas. 

Por otro lado, comScore señala que el fraude publicitario se está volviendo cada vez más sofisticado, pasando de un 4,7% en el mes de octubre a un 6,9% en diciembre. Es más, el 80% del fraude publicitario global era sofisticado en diciembre de 2015.  Sin la detección del tráfico no válido más sofisticado, los marketers y los medios corren el riesgo de desaprovechar la inversión y las impresiones publicitarias.  De momento, el sector programático incrementa el problema del tráfico no válido. Los anuncios de vídeo en compra programática, que es donde hay menor transparencia, registran índices de tráfico no válido 4,5 veces mayor que en compra directa. 

Otro de los puntos detectados por comScore es que más de la mitad de los anuncios del mundo aún no tienen la oportunidad de ser vistos; de hecho la visibilidad varía entre un 39% y un 50% en todos los mercados, y en el caso concreto de España se sitúa en un 49%. Peor aún es la visibilidad en vídeo debido a la presencia de tráfico no válido en la compra programática. La parte positiva es que cuando se evalúa el resultado de campaña solo mediante el uso de los anuncios que tienen la oportunidad de generar un impacto, la publicidad puede ser hasta dos veces más efectiva; lo cual ayuda a los medios a comprobar el valor de su publicidad y a los marketers a cuantificar el ROI real.