Algo está cambiando en el mundo de las agencias

por Juanma Gómez

Algo está cambiando en el mundo de las agencias y lleva ya haciéndolo unos cuantos años. No podemos negarlo, estamos viviendo un proceso de atomización y creación de nuevas propuestas independientes por parte profesionales de sobrada experiencia que han salido de grandes multinacionales.

Mientras tanto, las agencias multinacionales se ven obligas a bajar precios por la situación de mercado y a sustituir a sus profesionales experimentados por otros, que a su vez crearán sus pequeñas agencias independientes en un bucle infinito, en el que todos intentamos dar una respuesta y servicio digno, ajustándonos a los presupuestos cada vez más bajos que pagan los clientes.

Un panorama en el que las propuestas de las grandes multinacionales de toda la vida, parecen de agencias independientes y de agencias independientes que quieren trabajar para grandes clientes como si fueran grandes multinacionales de toda la vida.

Un mundo de locos en el que todos queremos afianzar nuestra oferta tratando de ofrecer una aproximación al mercado innovadora y diferente. Un universo de agencias integradas por profesionales mestizos venidos de muchas disciplinas, sin fronteras entre el on y el off, donde lo digital se vende junto con lo no digital y donde las redes sociales se dan por descontado…

Jóvenes profesionales extra-formados llenan las bandejas de nuestro correo todos los días, buscando una oportunidad para empezar su carrera, ya sea en agencias grandes o pequeñas. Y echamos mano de nuevos creativos postcrisis para los que lo importante es encontrar una agencia con clientes que les permitan hacer grandes cosas, o si no grandes cosas, si creativas, más que la muy lícita aspiración de lograr un buen sueldo, algo que por desgracia dan por perdido, o por lo menos por aplazado todavía no se sabe hasta cuando.

Un momento de retos, en los que los anunciantes tienen que ser los listos de la película y decidir entre un maremágnum de ofertas de agencias, creativas integrales o boutiques especializadas, sin saber muchas veces qué es lo más adecuado para su marca, el momento, su situación o sus productos.

En nuestra mano está, como Agencias Independientes, el saber hacernos oír. Proponer un modelo innovador de negocio ligado a nuevos procesos de trabajo con profesionales cada vez más versátiles y con una mente más abierta. Un momento, el actual, para experimentar y reinventar el modelo y la forma de comunicarnos y crear. Un periodo clave para ganarnos la confianza de todos.

Ya no hay fronteras físicas ni digitales, tanto para las agencias, como para los profesionales que trabajan en ellas. Los equipos pueden estar formados por individuos de diferentes nacionalidades repartidos a lo largo y ancho del planeta, conectados y coordinados en todo momento desde un Smartphone.

No hay límites, los profesionales son globales, todos expuestos y fácilmente localizables en plataformas accesibles desde cualquier lugar y de forma casi instantánea. ¿Que te gusta un ilustrador que has descubierto en Behance y que se encuentra en Sídney? No hay problema. Un par de mensajes por whatsapp o emails y lo tienes dentro del equipo prácticamente al momento.

Pero a pesar de todo hay cosas que no cambian, el asumir riesgos creativos esta en nuestro ADN como agencias creativas independientes, así como tenemos grabado a fuego el tratar de proponer ideas nuevas y poco vistas, en definitiva, sorprender a nuestros clientes o potenciales clientes siempre que surge la ocasión.

Los de ahora somos profesionales que estamos acostumbrados a trabajar bajo la presión de presupuestos menguantes, pero crecientes en cuanto a nivel de exigencia. Y como no, acostumbrados a medir resultados que permitan garantizar un retorno de cualquier acción propuesta. Estamos habituados a fijar parámetros que nos permitan cuantificar el éxito o no de una idea. A entender y desenmarañar tablas infinitas de datos.

Un panorama en el que los sistemas de análisis de resultados se integran en todas las campañas y en el que todo éxito, sea de una pieza online o de una pieza offline, se mide por la viralización o no de un spot en Youtube, o por la cantidad de likes conseguidos por la creatividad en la red social de moda.

Somos un ejército de publicitarios constantemente conectados, que respondemos mediante correos o whatsapp a todas horas a unos clientes que están ahogados por sus presupuestos y la necesidad de exprimir cada euro invertido. Un mundo donde la palabra viral, se haga explicita o no, esta en la mente de todos. Y donde tratamos de dar con la tecla del éxito sonoro y rápido sin saber donde encontrarla.

Creamos pensando en nuevos soportes, además de en los viejos. Buscamos como tener ideas aplicables a los nuevos dispositivos o al gadget de turno, a la vez que utilizamos un canal tradicional, conscientes de que la situación de consumo del mensaje ya no es pura. Mezclamos, combinamos y ensamblamos conceptos para que sean multi-dispositivo. Tanto como lo son nuestras vidas.

Nos devanamos los sesos día a día para tratar de ser los primeros en sacar provecho a una moda tan recién creada como efímera en Internet y lograr ser los primeros en aplicarla a nuestras campañas.

Vivimos siempre acelerados, con un ritmo frenético que nos marca el paso. Pero también disfrutamos con la esencia de nuestro trabajo como se ha hecho siempre, porque aunque ahora enseñemos nuestras campañas a los amigos en nuestro Smartphone de 6 pulgadas, las buenas ideas siguen siendo el único combustible inmutable que mueve la maquinaria que nos pone en marcha todos y cada uno de los días.


Juanma Gómez
Director general y creativo en Indira Madrid
www.indiramadrid.com