Advertisement

Alerta: la inversión en publicidad digital también caerá ante la COVID19 este 2020

El severo ajuste que esta experimentando el negocio publicitario este 2020 podría ser peor aún de lo previsto a tenor de los últimos datos cosechdos en Estados Unidos sobre la publicidad y el marketing digital, locomotora y actual pilar del negocio, que ya empieza a ceder y presenta caídas en torno al 5%

Todo al rojo, parecía que pensaban los anunciantes al inicio de la pandemia en cuanto a repartir y colocar su inversión en publicidad. Y el rojo era internet, claramente. El ajuste y parón, en no pocos casos, de sus planes publicitarios ha afectado gravemente a todos los medios, especialmente a televisión, medios gráficos, exterior y cine, pero si uno de ellos se comportaba medianamente bien y podía suavizar o amortiguar la brusca caída del negocio publicitario (se prevee que 2020 cierre con una pérdida del negocio en torno al 20% a nivel global y para España se maneja un ajuste superior al 25%, incluso) era precisamente el digital, que podría mantenerse en niveles de negocio similares a os de 2019. 

Pero eso puede estar cambiando, precisamente a partir del segundo semestre de 2020, analizando lo que esta ocurriendo en mercados clave como Estados Unidos. Según la nueva edición del Global Entertainment & Media Outlook de PwC ya se aprecia una retracción del entorno del 3-4% en planificación publicitaria en digital en EEUU. En total, la inversión pasaría este mismo 2020 a algo más de 120.000 millones, frente a los 125.000 del ejercicio anteiror. En todo caso, el informe apunta igualmente que en 2021 regresaría la senda positiva, para rozar los 130.000. El COVID ya truncado la evolución positiva que arrojaba el medio, y la consultora actualiza las previsiones de negocio que genera el marketing digital para 2024, con subidas de un dígito hasta esa fecha cuando se venian experimentando incrementos de doble dígito desde 2017 en el mercado norteamericano.

Según Pwc el grueso del gasto no ejecutado en marketing se corresponderá con los sectores cuya actividad ha quedado paralizada en parte por el coronavirus. Todo lo relativo a viajes y propuestas de ocio masivo está resultando difícilmente compatible con las medidas de seguridad impuestas en diferentes países, que ocasionalmente están volviendo a confinamientos y piden a su población que reduzca su actividad social.