La inversión publicitaria puede acabar el año con un descenso del 13%

Según los resultados del estudio sobre el índice de inversión publicitaria en España (i2p), realizado por Arce Media y Media Hotline y actualizado con datos de Nielsen Company, la inversión publicitaria ha caído un 10,1% en los seis primeros meses de 2008, agudizándose la caída en el segundo trimestre, un descenso del -11,7%.

Mientras que los resultados finales de la inversión publicitaria en todo el 2007 indicaban un crecimiento del 7,2%, los datos del segundo trimestre del año ya señalan un descenso de más del 10%. Según este estudio, la inversión ha descendido en todos los medios excepto en internet. Así, la inversión en televisión ha caído en un 7,5%, mientras que en internet la cifra alcanza un crecimiento del 20,5%. Sin embargo, la televisión es el medio que más participación gana y la prensa el que más pierde.

 

La caída es bastante generalizada en todos los sectores, sólo en tres las cifras son positivas: informática y telecomunicaciones, belleza e higiene y moda y complementos. La inversión publicitaria está muy ligada al consumo privado. La situación actual del consumo privado se encuentra en al 1,7%, casi la mitad del año anterior.

Perspectivas
Se prevé una fuerte desaceleración económica, con lo que el crecimiento interanual del segundo trimestre será sensiblemente inferior al del primero. Además, el consumo se está ralentizando a consecuencia del deterioro de la confianza de los consumidores, afectada por la subida de la inflación y el mayor desempleo. El indicador de confianza de los consumidores elaborado por la Comisión Europea alcanzó en mayo la cota mínima desde la última recesión de 1993. Hay un desplome de las ventas de bienes duraderos como electrodomésticos y automóviles; prosigue el fuerte ajuste en la construcción de viviendas y repunta la morosidad y se crean menos empresas. Al panorama de deterioro económico se añadió la escalada del precio de los carburantes y unas condiciones de financiación menos confortables.

El trabajo muestra que no hay indicadores que hagan presuponer un cambio de tendencia; de seguir la tendencia actual la inversión  publicitaria puede acabar el año con un descenso del 13%.