El sector retrocede a cifras de los años 90

En pleno recrudecimiento de la crisis económica internet es el único medio que sigue creciendo

Dado que en el último trimestre del año no se ha reactivado el mercado publicitario, el panel Centinela prevé en su oleada del mes de diciembre una caída del 3,9%, volviendo por tanto a las cifras que se manejaban a finales de los años ochenta. Los recortes económicos, el freno en el consumo, la caída en las ventas de automóviles y la reducción de la publicidad de las diferentes administraciones son algunas de las causas de la fuerte caída que registran las inversiones publicitarias, siendo los medios las grandes víctimas de esta situación. De esta quema, el medio internet es el único que se salva.

Los medios sociales son uno de los pilares del crecimiento de la inversión en internet, que también se ve muy apoyado por la irrupción del vídeo, sin duda la estrella de este año en internet. Se espera que el año se cierre con una inversión en blogs de 10,6 millones de euros, un 3% por debajo de la estimación de octubre. Aún así supondría un incremento del 29% sobre la cifra estimada como cierre de 2010.

En el caso de las redes sociales se siguen obteniendo estimaciones mejores en cada nueva ola. En esta ocasión se estima como cierre del año una inversión de 29,7 millones de euros, algo más de un 2% por encima de la estimación anterior, pero un 43% mejor que la estimación Zenthinela de cierre de 2010. La inversión en publicidad en vídeo en internet puede haberse situado este año en 16,5 millones de euros. Esta cifra supone casi un 8% de crecimiento respecto a la estimación realizada en octubre y nada menos que un 47% de crecimiento sobre la cifra estimada como cierre del año pasado. Por otro lado, la publicidad exterior digital está dejando de ser una promesa para convertirse en una realidad y la previsión de inversión estimada ya supera los 10 millones de euros, concretamente llega a 10,8. En el otro extremo de la balanza están los diarios y las televisiones locales, con caídas que rondan el 10%. Asimismo, la televisión generalista previsiblemente caerá más que el mercado, lo que haría que, por segundo año consecutivo, perdiera participación en la tarta total. En el otro extremo los Medios para Inmigrantes, los Diarios y la Televisión Local experimentan caídas superiores al 10%.

En lo que respecta la percepción de la situación económica, el IPSE es ahora -69,2, más de treinta puntos peor que en el mes de octubre y un valor que no veíamos desde mediados del año 2009, en los momentos más duros de la crisis. También es muy mala la percepción sobre el propio mercado publicitario. El IPMP cae casi 14 puntos hasta situarse en -66,7, el peor valor desde finales de 2009.