Actualidad
Advertisement

Speakers inteligentes: ¿espía o facilitador de vida?

El uso de los altavoces inteligentes es cada vez mayor, al igual que el desconocimiento de quién manipula los datos que le damos al dispositivo

El último informe de Canalys afirma que en 2021 habrá más altavoces inteligentes que tablets en las casas de los consumidores; de hecho, este último año ha habido un incremento de las ventas del 82%. Ante esta situación cabe preguntarse si las empresas están realmente preparadas para abordar esta tendencia de consumo que ha llegado para quedarse. Juan Merodio, experto consultor en marketing digital, considera que “muy pocas empresas están pensando en adaptar su modelo de negocio a ellos (de hecho, solo se está destinando el 2% del presupuesto de marketing a las plataformas y tecnologías de voz) y deberían hacerlo porque ahora es el momento”.

Las empresas pueden pensar en optimizar contenidos de sus webs a búsquedas por voz, “ya que por voz buscamos de manera distinta que de manera escrita”, y por otro lado convertir o generar contenidos en audio, como por ejemplo podcast”, explica Merodio.

Según un informe de Oxford/Reuters, los medios de comunicación no están aprovechando esta plataforma para expandir sus contenidos y medios de consumo entre el público. Juan apunta que la ventaja para los medios es clara: “aumentar su alcance a posibles lectores/oyentes, ya que muchas veces no podemos leer las noticias pero sí escucharlas”. Es más, algunos medios de nuestro país, como El País o Marca, ya han empezado a implementarlo.

El uso de la voz es una importante baza para llegar a un amplio espectro de público, desde personas mayores –que resulta más práctico que teclear en una Tablet o teléfono- hasta los más jóvenes, cada vez más acostumbrados a las búsquedas por voz.

¿Un espía o un aliado?

En los últimos tiempos han aparecido muchas dudas e incluso noticias acerca de la privacidad que puede acarrear tener un speaker inteligente en casa. Pero la realidad es que la preocupación debería llegar también a las televisiones inteligentes e incluso los móviles, ya que a través de estos dispositivos también se nos escucha constantemente.

El desconocimiento o temor puede estar influyendo en que algunas empresas estén vacilando a la hora de invertir en ellos. “Conocer las ventajas que aporta es fundamental y aprovechar este momento en que está incipiente su desarrollo para posicionarse y donde los costes y barreras de entrada son mucho menores de lo que serán en los próximos años”, añade el experto.