Actualidad
Advertisement

5 indicadores de que la reputación online de tu marca va bien

Seguro que, a estas alturas, ya has oído hablar de la importancia de la reputación online. Pero si en realidad te sigue sonando a algo vacío de sentido, algo demasiado intangible para poder controlarlo o medir, estás en el artículo adecuado. Sí, porque los indicadores de los que te vamos a hablar son tangibles y medibles, por lo que podrás saber si tu reputación tiene una evolución positiva o negativa con solo echar un vistazo a estos parámetros.

5 datos que te indican cómo va la reputación online de tu marca

1-Opiniones positivas de tu marca

¿Has escuchado hablar sobre el social listening? Se trata de escuchar lo que dicen los usuarios de ti ya no solo en tus redes sociales, sino también en las de terceros. Hay varias herramientas de las que te puedes ayudar para automatizar esta búsqueda, como Hootsuite, Talkwalker, Ágora Pulse, Google Alerts o Mention.

Por otro lado, es importante que estés al tanto del número de opiniones positivas que hay de tu negocio en otras webs, foros o blogs. Obviamente, también apunta el número de comentarios negativos que encuentres, tanto en redes como en blogs, y analiza la evolución de ese número a lo largo de los meses.

2-Valoraciones positivas de tus productos

Si tus usuarios tienen opción de valorar los productos en tu tienda online, lleva un control de cuántas valoraciones tienes y si son buenas o malas. Si puedes, también determina qué productos tienen las mejores valoraciones y cuáles peores. De esta forma podrás conocer aquellos en los que te saldrá más rentable invertir en publicidad online. Y recuerda que, si nunca has trabajado este canal de pago y no sabes ni cómo invertir o cómo empezar, siempre puedes contar con una agencia de Google Adwords en Madrid si lo necesitas.

Además, esto también te ayudará a saber en qué productos debes mejorar la experiencia de usuario, ya sea por el producto en sí, que debe transformarse (o directamente eliminarse del catálogo), por el packaging, el servicio de entrega o lo que sea. Lo bueno es que siempre te podrás fijar en lo que digan las valoraciones para saber en qué aspecto concreto debes mejorar.

3-El PageRank de tu página web

Aunque suelen ser los especialistas en SEO los que trabajan con este parámetro, tú también puedes tener un control de si sube o baja la autoridad de tu web. Este indicador va del 1 al 10, siendo mayor de 3 en aquellos sitios con una autoridad medianamente decente. Pero si sube de 5, puedes afirmar, sin lugar a dudas, que tienes una página líder en tu sector.

4-Posicionamiento de la marca en Google

Si tu página principal aparece en los primeros resultados de búsqueda por palabras clave relacionadas con tu sector, es una muy buena noticia para tu reputación online. Sin embargo, ten en cuenta que las posiciones pueden ir oscilando según salgan nuevos competidores o el resto de webs vaya cambiando su contenido. Por ello es clave que vayas apuntando el número de la posición en la que aparece tu página mes a mes. Así podrás saber si tanto para Google como para los usuarios tu contenido está siendo o no relevante (en función de esas keywords, claro está).

5-Posición de palabras clave importantes

Hay algunas palabras clave que, aunque no son 100% transaccionales, pueden ser muy jugosas de cara a que los usuarios conozcan tu marca a través del contenido que les ofreces y, posteriormente, la valoren más si en algún momento quieren comprar. Un buen ejemplo son las conocidas como long tail, que son palabras clave formadas por varias palabras unidas que forman prácticamente una frase.

Imagina que vendes zapatillas deportivas de running. Una keyword al uso por la que estaría genial estar posicionado sería “zapatillas de running”. Pero tener un post del blog en posición 1 en la long tail “cómo elegir mis zapatillas de running” te puede ayudar a conseguir mayor visibilidad entre usuarios que no conocían tu marca y a los que les estás ofreciendo información de calidad. Cuantas más URL tengas posicionadas (más allá de las que obviamente querrás posicionar por palabras transaccionales), mejor imagen darás y más probable será que tu reputación online sea buena.

Ahora que sabes cómo medir tu reputación online de manera medianamente objetiva, ¿qué te falta? Pues, sin duda alguna, lo más duro: ponerte manos a la obra. Al principio puede ser algo tedioso, pero poco a poco irás teniendo datos sumamente útiles para controlar lo que dicen de tu marca o tus productos, así como información sobre si las acciones que llevas a cabo para mejorar tu reputación online funcionan. ¡A por ello!

 


Periodista, e-mail marketing strategist y copywriter, Laura Mengíbar lleva años trabajando en Marketing Paradise y viviendo en Madrid. Trabaja día a día para hacer que las empresas mejoren sus datos de ventas a través de automatizaciones de e-mails, compartan contenido interesante para los usuarios a través de sus blogs y aumenten la conversión en cada una de sus landings. Esta canaria amante del deporte y de la literatura, también es activista por la visibilización y normalización de la alopecia femenina.