Impacta en 2020 con tu estrategia de marca

Los contenidos personalizados, en streaming, capaces de adaptarse a las nuevas tecnologías del mercado, de la mano del profesional 4.0, serán algunos de los pilares que sustenten de cara al próximo año la creación de una estrategia de marca exitosa

En Socialize Madrid, organizado por Digimind, se unieron profesionales del marketing para aprender cómo la inteligencia social puede aliviar esa ansiedad y ayudar a las empresas a tomar mejores decisiones,  analizando así el impacto de las tendencias e innovaciones clave en las estrategias de marketing y en cómo las empresas pueden cultivar la innovación en todos los departamentos para ganar el futuro y ganar en compromiso con el cliente de cara al próximo año. Veamos qué tendencias son las que marcarán el éxito en el desarrollo de  estrategia de marca en 2020.

 

Hiper-personalización

El 35% de los consumidores no tiene una compra planificada, por lo que si reciben contenidos personalizados tienen una mayor posibilidad de realizar la compra. En un sector como la educación, la compra requiere mucha planificación y el proceso es muy largo, por eso es tan importante trabajar en la personalización de las campañas para ir seduciendo y atrayendo a los consumidores y finalmente impulsar los resultados.

Vídeo, live streaming

El video seguirá siendo el protagonista el próximo año, al ser un formato muy fácil de consumir. La nuevas generaciones exigen cada vez más contenidos cortos y visuales, y el éxito de un formato dependerá de cómo se adapte a las necesidades del consumidor “multitasking”. Por otro lado, el video directo seguirá creciendo. El streaming ya es una opción válida al alcance de cualquiera, que aporta la inmediatez del directo.

Nuevas tecnologías RA, RV, IA

La mejor forma de integrar las nuevas tecnologías es mediante dos formas: la primera es mediante el ocio y el juego y la segunda es mediante dispositivos que ya tenga el usuario. La clave es no ponerle trabas al consumidor ni ponerlo complicado. Es importante que se haga una escucha activa sobre cómo afecta o ayuda a los clientes potenciales todos estos desarrollos tecnológicos en cuanto a su adaptación por parte de las marcas en sus estrategias para no parecer intrusivas o persecutoras.

El profesional 4.0

El profesional 4.0 debe ser capaz de adaptarse a los cambios no solo tecnológicos sino organizacionales que tienden cada vez más a estructuras horizontales. Hay mucha especialización dentro del digital, sin embargo destaca la importancia de la colaboración entre los equipos para alcanzar objetivos comunes. El profesional del futuro no es aquel que tiene más skills técnicos, sino el que está  impulsado por su curiosidad, entusiasmo y su pasión por lo que hace.