Un cliente acaba con la plantilla de la agencia Remo