Actualidad
Advertisement

Cinco Jotas estrena nueva imagen

La nueva identidad visual responde a una evolución y actualización de sus marcas históricas, manteniendo sus elementos tradicionales y clásicos. La matriz de la marca, Sánchez Romero Carvajal, está presente en 37 mercados. Próximamente desembarcará en EE.UU.

Sánchez Romero Carvajal, la división de Osborne dedicada a la elaboración y comercialización de productos del cerdo ibérico con más de 130 años de historia en la gastronomía española, ha renovado la imagen comercial de su marca Cinco Jotas. A partir de ahora sus jamones, y demás productos ibéricos, visten su nueva etiqueta de negro riguroso, acorde con la imagen de la  firma, que actualmente se encuentra en un proceso de expansión internacional.

Para este trabajo Sánchez Romero Carvajal ha confiado en el equipo de Morillas Brand Design, agencia que también fue responsable del cambio de identidad corporativa de Osborne, en mayo de 2009. “La nueva identidad visual de Sánchez Romero Carvajal y Cinco Jotas responde a una evolución y actualización de sus marcas históricas. Manteniendo sus elementos tradicionales y clásicos, se ha apostado por reflejar, de una manera más actual y premium, los niveles de calidad tan extraordinarios que sólo los productos de Sánchez Romero Carvajal pueden elaborar”,explica Lluis Morillas, socio director de la agencia de branding.

En este cambio el grupo ha querido mantener la forma de la vitola y los elementos históricos de las marcas "como vínculo con nuestro saber hacer centenario, y hemos evolucionado el estilo tipográfico, uso de colores, iluminaciones y acabados para reflejar el espíritu de vanguardia de nuestro proceso de elaboración dedicado a la mejora constante en la calidad y pureza de la raza de nuestros ibéricos puros”, añade Bernardino Rodríguez, director general de Sánchez Romero Carvajal.

Cinco Jotas en el mundo
La división Sánchez Romero Carvajal está presente en 37 países, entre ellos, Rusia, China, Brasil, Reino Unido, Italia, México o los Emiratos Árabes Unidos, y próximamente entrará en Estados Unidos, uno de los principales retos para la marca de cara al próximo año 2011 y que forma parte del su plan estratégico de desarrollo y marketing, que persigue obtener el reconocimiento internacional y consolidarse como el jamón ibérico de referencia a nivel mundial.

Su último desafío internacional fue la introducción de los jamones Cinco Jotas en China. Sánchez Romero Carvajal desembarcó hace casi un año en el mercado asiático, uno de los más emergentes y prósperos del mundo, apostand por llegr a un consumidor premium a través de los mejores establecimientos del país. Asimismo, en la reciente Expo Shanghái 2010, la compañía representó al sector de los ibéricos españoles contando con el chef Pedro Larumbe, (Director Gastronómico del pabellón de España en la muestra universal) como embajador ante el consumidor chino. De hecho los jamones Cinco Jotas formaron parte de la oferta gastronómica que se ofreció en las recepciones oficiales y en el restaurante del pabellón de España, que recibió cerca de 35.000 visitantes diarios.

Según sus resonsables de marketing lo destacable en este proceso de expansión es lograr "un óptimo posicionamiento en los mercados más estratégicos", más que un gran volumen de exportación: "Un buen posicionamiento logra que la marca se afiance y consiga su aceptación, lo que facilita posteriormente el poder incrementar el volumen de exportaciones", explica Rodríguez. "Un jamón de cerdo ibérico puro y de alimentación exclusiva con bellota es un producto gourmet a nivel mundial que compite con el mejor champán, caviar o trufa. Nuestros clientes nos ayudan a transmitir la cultura gastronómica española y el jamón Cinco Jotas es, sin duda, su mejor embajador".