España: La Administración prepara su departamento de compras particular

No es oficial, pero desde Vicepresidencia de Gobierno ya se ha anunciado. De momento se desconoce si la puesta en marcha de este mega departamento de compras público afectará a los proveedores en materia de comunicación y publicidad

El Gobierno de España prepara la puesta en marcha de un departamento universal de compras que atendería las necesidades de los diferentes actores públicos estatales, según ha hecho público la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría en el Campus FAES de navacerrada (Madrid). el objetivo es crear un organismo interdepartamenla y ministerial que tenga por objetivo negociar los contratos de la Administración Pública con empresas y terceros con la intención de obtener "precios razonables".

A priori este nuevo órgano público abarcaría todas las contrataciones de los distintos entes públicos estatales, incluidos los relativos a publiidad, marketing y comunicación, aunque aún no se ha concretado nada en este sentido. "Algunos ministerios, como Defensa, ya habrían puesto en marcha este organismo de compras que ya ha supuesto importantes ahorros", ha señalado Sáenz de Santamaría. "Es necesaria una profunda reforma del ámbito regulatorio, con menos y mejores leyes, con simplificación normativa profunda a nivel estatal, autonómico y local. En este sentido la unidad de mercado es “un elemento básico”.

Para ello se creará una grupo de trabajo de unidad de mercado en la comisión de secretarios y subsecretarios para aprobar una ley reguladora de la unidad de mercado como “paraguas general” para todos los departamentos que deberán trabajar en “una mayor simplificación de procedimientos en todas las administraciones” con el fin de alcanzar “un sistema de licencia única y de reconocimiento mutuo de permisos y licencias entre las distintas administraciones entre sí”.

Así pues, además de los experiemntados en inversiones públicas el objetivo del Ejecutivo es optimizar las partidas restantes, sea el ámbito que sea. En cuanto a publicidad institucional, el ejercicio 2011 ya cerró con un recorte un 16% más amplio que el contemplado a principios de año (ver noticia relacionada aquí), quedando la cifra en poco más de 67 millones de euros.