Lo nuevo de Axe: tarjetas de visitas cargadas de feromonas

La firma sigue explotando el terreno del sexo para publicitar su gama de desodorantes masculinos.

¿Qué sentido tiene que seas un experto en las artes de la seducción si no das ejemplo y muestras de ello?. Eso han debido pensar en Unilever Canadá, donde han decidido que los ejecutivos masculinos de la empresa, concretamente los del departamento de marketing responsables de la marca de desodorantes Axe, causen estragos entre la población femenina y sirvan de ejemplo y prescriptores ante el resto de consumidores y fans de la marca. ¿Cómo? Pues aprovechando las feronomas que su cuerpo produce para enriquecer sus tarjetas de visita.

En realidad se trata de una acción especial que la multinacional ha creado en Norteamérica para promocionar la marca de desodorantes masculinos, utilizando una vez más el concepto de atraccción ante el sexo femenino, habitual en la comunicción y publicidad de la marca en todo el planeta. La idea es que sus empleados utilicen tarjetas de visitas que contegan feromonas masculinas (sus feromonas, concretamente) para hacer de esas tarhetas una herramienta no solo pragmática y promocional, desde el punto de vista de la comunicación  y de los negocios, sino un elemento sexual, por su capacidad de atracción o seducción natural. El llamado Efecto Axe.

Para incluir una gota de feromonas en las tarjetas de los ejecutivos de sexo masculino la marca los puso a realizar ejercicios en el gimnasio controlados por científicos que recogían cada gota de sudor. Tras un proceso de destilación se extrajo la base, cargadas de feromonas. Las tarjetas de presentación están personalizadas con la leyenda “Infundido con la esencia de” más el nombre del ejecutivo de turno.

Detrás de esta iniciativa está la agencia local Union, con sede en Toronto, y los creativos Subtej Nijjar Lance Martin , Glen D' Souza y Mike Takasaki.