Actualidad
Advertisement

Pocoyó se transforma en Muchoyó con la integración de seis grandes protectoras de la infancia

Juntos dan voz a la infancia en una campaña ideada por el experto en publicidad social Jorge Martínez en favor de niños y adolescentes presentada hoy en la Sala Proyecciones de Cinesa de Madrid

Aldeas Infantiles SOS, Educo, Plan International, Save the Children, UNICEF España y World Vision, en lo que supone una alianza histórica de las seis principales organizaciones globales de protección de la infancia, pretenden  empoderar a niños, niñas y adolescentes, y movilizar fondos en favor de los derechos de la infancia.

El proyecto ha sido ideado por Jorge Martínez (creador de algunas de las ideas de comunicación social más exitosas de los últimos años, como Pastillas contra el dolor ajeno o La Camiseta de Pau), y producido por Zinkia Entertainment (creadores de Pocoyó). Muchoyó ha conseguido una extensa red de colaboraciones dentro de la industria publicitaria, entre los que destacan CØLLAGE, Arena Media, Cadena SER, Grupo Hearst, PlayGround, JCDecaux, Twitter, YouTube, Altafonte, CINESA y O14, entre otros.

El personaje de animación infantil más conocido de nuestro país, Pocoyó,  da un paso al frente y se transforme en el líder de una revolución en favor de los derechos de su colectivo. Un hito en los 20 años de su historia como referente de varias generaciones de niños y niñas, y que, con más de 37 millones de suscriptores y 6.500 millones de vídeos vistos en sus canales de YouTube, posee un extraordinario poder de comunicación.

De la cabeza y el tesón de Jorge Martínez, y de la factoría de animación española Zinkia, nace Muchoyó con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la urgencia de defender y cumplir los derechos de la infancia, pero también, para amplificar la voz de los propios niños, niñas y adolescentes, y que sean ellos y ellas quienes exijan, en primera persona, el cumplimiento de sus derechos, uniéndose a una revolución pensada por y para ellos.

El derecho a la educación, a la vivienda, a la salud, a una alimentación saludable, a crecer en familia, a la no discriminación y por supuesto a la participación, son algunos de los derechos que visibiliza este movimiento a través de diversas acciones, soportes y contenidos que conforman un ambicioso proyecto multimedia.

La carta de presentación de Muchoyó en un videoclip animado con un lenguaje reivindicativo, muy diferente al que nos tiene acostumbrados Pocoyó. En la pieza, disponible en la web del proyecto: www.muchoyo.org, el personaje emprende un viaje por un mundo gris y oscuro en el que se hacen referencias a algunas de las problemáticas que sufre su colectivo: la discriminación, el trabajo infantil, la violencia sexual o los conflictos bélicos. Su trayecto concluye en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, donde Muchoyó lanza su manifiesto, y reclama la atención del mundo.

“Queremos oír risas en vez de gritos. Sentir afectos y no miedo. Queremos jugar y que nadie nos obligue a luchar. Matar el hambre, y que el hambre no nos mate. Querernos curarnos cuando enfermamos. Queremos dejar de huir sin saber de qué. Queremos aprender a leer y no solo a sobrevivir. Queremos que nos escuchéis” Y advierte: “La infancia tiene Voz”.

La revolución de Muchoyó tiene también su propia bandera: una colección de camisetas protesta que desde hoy está disponible para pequeños y mayores en dos grandes plataformas de e-commerce que se han querido sumar al proyecto: CorreosMarket y Amazon. Todos los fondos generados a través de su venta se destinarán a financiar proyectos que garantizan el cumplimiento de los derechos de la infancia y promueven programas de atención de las seis organizaciones globales que participan, unidas en una alianza denominada #TheChildrensRevolution.

También se movilizarán fondos a través de la música de Muchoyó, un himno disponible en plataformas musicales (Spotify, Itunes, Amazon Music), compuesto por la joven rapera alicantina NG, en colaboración con SFDK, una de las bandas de hip hop más influyentes de los últimos 25 años en nuestro país.

Núria García, a.k.a. NG, consiguió con apenas 14 años millones de visualizaciones en batallas de gallos en las que se enfrentaba a raperos más mayores y con más trayectoria. De pequeña escuchaba rap americano sin entender lo que decían, pero fue suficiente para que se enamorara del hip hop hasta la médula, y que dedicara todo su tiempo libre a rapear y también a componer sus primeras letras, más por necesidad personal que por un interés artístico. Con discreción y constancia ha ido tejiendo su propio estilo y una legión de seguidores (65.800 sólo en Instagram).

De la mano de Montana Colours (una de los mayores fabricantes de sprays para graffiti), y a través de Tramontana Studio, Muchoyó se adentra de lleno en el mundo del arte urbano, una forma de expresión - muy vinculada al hip-hop- que ha servido a numerosas generaciones para reivindicar y expresar sus quejas y su disconformidad. Como parte de esta colaboración, Muchoyó lanzará este octubre un proyecto artístico junto ESCIF (uno de los artistas urbanos más relevantes y comprometidos del panorama internacional) con la colaboración de su hijo Otto, basado en la libertad creativa y en el uso del arte como forma de expresión.

Muchoyó ha sido presentado este martes día 20 de septiembre en un evento que ha tenido lugar en la Sala Proyecciones (CINESA) de Madrid. Frente a más de 200 invitados, Víctor M. López (Director General de Zinkia), Javier Ruiz (Director General de World Vision y portavoz de las seis oenegés), la niña de 12 años Ainara (portavoz del Consejo Estatal de Participación de la Infancia y la Adolescencia), y el propio Jorge Martínez (Ideólogo y Director Creativo del proyecto), han presentado Muchoyó y han estrenado, en primicia, algunos de los materiales que conforman el proyecto, entre ellos, un corto documental que recoge todo el proceso creativo a lo largo de un intenso año de trabajo.

Muchoyó no solo aspira a convertirse en un hito en la comunicación social, sino que supone también un extraordinario y valioso caso de colaboración dentro de la industria publicitaria Junto a Jorge Martínez, el equipo de Zinkia, y las seis organizaciones, han trabajado más de 40 perfiles diferentes: planners, diseñadores, fotógrafos, productoras, agencias de medios, proveedores de soportes publicitarios, empresas de servicios y medios de comunicación.

“Muchoyó es mucho más que un personaje de animación. Mucho más que un contenido. Muchoyó es una marca social que aspira a interactuar con toda la sociedad para ayudar a la infancia a significarse, alzar la voz, y exigir, en primera persona, el cumplimiento de sus derechos", afirma el publicista e ideólogo del proyecto, Jorge Martínez.

“Muchoyó era una obligación para Zinkia y para Pocoyó, defender los derechos de la infancia, recordar que los niños son el patrimonio humano más importante que existe y que es deber de todos cuidarlo y defenderlo”, explica el director general de Zinkia Víctor M. López.

Victor M. López, director general de Zinkia; Javier Ruiz, CEO de World Vision, y Jorge Martínez, ideólogo y creativo