El sector textil cae a niveles de negocio de 2001

La facturación del sector textil vuelve a niveles de principios de siglo. Los consumidores españoles siguen esperando a las rebajas para las grandes compras de ropa y calzado, a pesar de que el sector está envuelto en una espiral de promociones contínuas.

Mientras la evolución del sector textil está registrando cifras positivas en lo que va de año, del +1,2% en valor y +2,3% en volumen en datos acumulados hasta junio (ver noticia relacionada), en términos absolutos la facturación del sector retrocede hasta niveles del año 2000, según se desprende del informe “Tendencias del sector textil, una recuperación necesaria” elaborado por Kantar Worldpanel. Así, las compras de textil han generado 15.357 millones de euros entre julio de 2010 y junio de 2011, cifra que está en línea con los 15.268 millones de euros facturados en el año 2000, y lejos de los 19.189 millones de euros que se registraron en 2005, ejercicio donde se batió récords de facturación en la década.

El informe señala como una de las principales causas de esta devaluación del mercado el descenso del precio medio, que se ha traducido para el consumidor en promociones continuadas fuera incluso de los periodos oficiales de rebajas. Sin embargo el crecimiento detectado en el último año se está concentrando especialmente en esos meses, mientras que las compras en temporada se están recuperando a un menor ritmo.

Consumidores fieles a las rebajas
En este sentido, el informe también revela que el consumidor sigue siendo fiel a las rebajas, especialmente para la compra de prendas de mayor calidad o fondo de armario, todo ello pese a que las diferencias entre el precio de producto rebajado y no rebajado son cada vez menores. En opinión de Rosa Pilar López, Sector Director de Kantar Worldpanel y responsable del estudio, “esperar a las rebajas para comprar barato supone un ahorro cada vez más psicológico que real, ya que las promociones continuadas hacen que el consumidor consiga precios bajos en cualquier momento del año”.

En cuanto a las ventas en unidades, los españoles han adquirido un total de 1.155 millones de prendas en el último año, el nivel de compras más bajo desde 2005, “cifra que ni siquiera el incremento demográfico ha conseguido animar, si tenemos en cuenta que la población ha crecido un 6,9% en este periodo”, tal y como añade Rosa Pilar López.