Wipp Express perfuma los tranvías de Barcelona para publicitar su nuevo producto

La marca de detergentes para la ropa ha incorporado técnicas de neuromarketing en su nueva campaña multi-plataforma para presentar una fórmula antiolores

Wipp Express ha realizado un estudio de social media listening con Sprinklr para conocer sobre qué comentan los españoles en las redes sociales en relación a los olores de la ropa durante el último año. El informe ha concluido con que la humedad, el sudor, el humor y el olor a comida son los olores que más desagradan a los españoles, siendo el problema principal que los olores se impregnan en la ropa y es complicado deshacerse de ellos. “Gracias a este estudio, Wipp Express ha detectado los diferentes perfiles de personas con estilos de vida muy diversos preocupados por los malos olores. De este modo, hemos desarrollado la fórmula Wipp Express Comabte Malos Olores que ofrece una solución definitiva para problemas diversos respecto a los malos olores en la ropa”, asegura Oriol Marín, director de marketing de Henkel Laundry and Home Care.

De este modo, Wipp Express ha creado una campaña que une distintas plataformas para acercarse el consumidor final adaptándose a sus necesidades e integrando los mensajes en su día a día. La marca de detergentes lanza su nuevo producto bajo una campaña que engloba anuncios en televisión, telepromociones en el tiempo y los deportes, campaña digital, publicidad en autobuses y tranvías y publicidad en prensa. La campaña digital incluye diversos spots en Youtube y redes sociales y cuñas publicitarias en Spotify adaptadas a los usuarios, ya que se dirigen a ellos en el momento en el que el usuario podría estar experimentando el problema con el mal olor. Las piezas se distribuirán en listas de reproducción de música para hacer deporte y en las franjas horarias en hora punta por la mañana en la que el oyente puede estar en el transporte público.

Además, la acción que se llevará a cabo en el Tram de Barcelona será una de las más destacadas: la marca no solo tendrá publicidad, sino que jugará con los sentidos de los viajeros. Con el aroma como elemento de comunicación publicitaria, cientos de vagones quedarán perfumados con la fragancia del nuevo Wipp Express Combate Malos Olores. Y es que, según el estudio de la memoria del olfato OLMARCAT, el 55% de las personas pueden identificar una marca por su aroma. Pere Navalles, director del máster de neuromarketing UAB, también afirma que un aroma utilizado como publicidad provoca que aumente la atención, el interés y también el recuerdo de marca.

La campaña dio el pistoletazo de salida en septiembre y permanecerá activa durante los próximos dos meses.