Actualidad
Advertisement

La IA y el marketing que conocemos

Por Juan de la Torre

Está claro que la IA ha venido para quedarse y que su evolución afecta directamente a nuestro día a día. No obstante, todavía son muchos los que piensan que esto de la Inteligencia Artificial es cosa de científicos o de películas de ciencia ficción, sin percatarse de que ya forma parte en nuestro día a día.  Realmente participan de ella y la enriquecen diariamente. 

Lo que muchas personas no identifican es que cualquier búsqueda en Google, cualquier orden que le pidamos a Siri, a Alexa, lo que busquemos en Amazon, incluso nuestro uso de Facebook, forman parte de procesos basados en IA. 

Obviamente existen diferentes visiones de cómo está afectando esto a nuestro entorno y qué capacidad de adaptación tendrán las empresas que hoy conocemos. La sustitución de la mano de obra humana, la capacidad de adelantarse a las necesidades de nuestros clientes, la adaptabilidad de ser competitivo en un entorno en el que las máquinas nos escuchan y toman decisiones, son algunos de los retos que tienen las empresas. 

Porque lo que está claro es que si en adelante, nuestra interactuación con la empresas es cada vez más a través de dispositivos inteligentes y mediante voz, nuestro marketing tendrá que adaptarse a estos canales. 

Hoy en día en Estados Unidos ya se realizan más búsquedas a través de Amazon que en el propio Google, así que tendremos que tener en cuenta estos datos para tomar nuestras decisiones de inversión en marketing. 

¡Mi móvil me espía!

Desde luego que nos espía, y Google, Apple y, Facebook e Instagram y Amazon (por mencionar a los famosos GAFA). Todos ellos disponen de IA que nos escucha y aprende y todo ellos se encuentran en una carrera por la ganar en lo que se viene a llamar “La era del Zero click”, la era de la voz como principal medio de relación con las marcas. 

Como caso práctico de cómo está utilizando Amazon esta tecnología, tengo la suerte poder poner un ejemplo personal que me ocurrió hace no mucho. Tras una cena con mi primo y su mujer, estábamos hablando de todo un poco cuando mi primo me comentó que se acababa de comprar una cinta correctora postural de espalda en Amazon. Tras contarme los detalles de la compra, le dije que me interesaba mucho y le comenté que probablemente me compraría una. Ahí quedo todo, sin búsquedas en Google, sin consultar el móvil y sin que obviamente me hubiera interesado antes por este artículo en mi vida. Bien, ¿pues qué me he encontré la mañana siguiente al realizar una búsqueda en Amazon de otro producto que necesitaba para casa? Eso es, en la primera página de búsqueda me encuentro un anuncio patrocinado con el corrector postural de espalda. 

Sé que esto ya no debería sorprendernos ni asustarnos ya que la súper personalización y híper segmentación tienen como fin precisamente ofrecer al usuario lo que realmente necesita y en el momento que lo necesita (incluso sin que un humano haya estado pendiente de este journey) ¿O no es esto lo que cualquier departamento de marketing desearía? ¿No es precisamente esto en lo que se basa la compra programática? 

No obstante, pese a que la AI nos permita ser más competitivos y relevantes para nuestros clientes en el momento indicado, también hay quien lo ve cómo un pequeño atentado a la intimidad. ¿Tú qué opinas? ¿Tú marca está trabajando en ser relevante?

 


Juan de la Torre (linkedin) es VP Sales para España de SamyRoad, empresa multinacional especializada en marketing de influencia y en acercar a marcas con las nuevas audiencias a través de nuevos canales y prescriptores.