Periodismo 3.0: presente y futuro del ciudadano colaborativo

Por Unai Elósegui

El término periodismo ciudadano colaborativo surge, en los últimos años, como consecuencia del uso generalizado de los blogs y las bitácoras en Internet. En ellos los ciudadanos exponen su visión de todo tipo de asuntos de actualidad: la sociedad, cultura, política, economía, deportesŠAsimismo, un gran número de medios digitales fomentan la participación ciudadana a través de espacios alojados en sus páginas web para que ofrezcan su visión de los acontecimientos.

Según los expertos, una visión bastante certera del periodismo ciudadano sería la actividad de los ciudadanos que juegan un papel decisivo en el proceso de recoger y difundir información, lo que significa que éstos también pueden confeccionar y publicar noticias.

Existen dos publicaciones básicas acerca de este tema tan novedoso e interesante: ³Being digital², de Nicholas Negroponte, que lleva a cabo un análisis de todo aquello que implica la digitalización. La publicación realiza un planteamiento de futuro, de cómo van las cosas y también de cómo la digitalización puede afectar ­y de hecho, afecta- a todos los ámbitos de la vida diaria. En su conclusión, el conocido Negroponte aborda que, un el futuro, las noticias ³on line² permitirán a todos los ciudadanos poder escoger aquellos temas que más les interesen y dónde encontrarlos. De esta forma, cada ciudadano puede decidir qué quiere ver y dónde lo puede ver. Hasta no hace mucho tiempo, el modelo del periodismo era jerárquico: un periodista comunicaba las noticias al resto de la población. Para ello, necesitaba una empresa de comunicación. Con la llegada del periodismo ciudadano, desaparecen las jerarquías: en una red los reporteros, los editores y la audiencia se encuentran en el mismo nivel. Ahora, al mismo tiempo se es lector y publicador. Actualmente, los medios ya no tienen la exclusiva de la información y el ciudadano puede prescindir de ellos para crear las noticias.

Diferencias
Hay una gran diferencia entre los medios de comunicación y el periodismo ciudadano. Los medios de comunicación primero filtran y luego, comunican. El periodismo ciudadano primero comunica y luego, es la audiencia quien filtra.
Esto quiere decir que la audiencia decide aquello que quiere leer. Un ejemplo de todo esto es el diario Globedia, del portal Hispavista. El primer diario electrónico español ofrece a todas las personas el acceso a una información libre, publicada por cualquier persona que desee expresar y difundir libremente sus pensamientos, ideas u opiniones sobre cuestiones de actualidad e interés general.

Globedia no es un medio de comunicación al uso. No cuenta con una plantilla de redacción, ni con un director, ni con un editor. Entre todos sus usuarios, tanto lectores como redactores, configuran lo que constituye la portada y la actualidad del día. Por un lado, con sus aportaciones escritas crean los contenidos; por otro, con sus votos y comentarios determinan los temas más relevantes que constituirán la portada. Es decir, todos los usuarios de GLOBEDIA son el director, editor, jefe de sección, redactor o lector del periódico.
 
Los redactores, retribuídos
A pesar de no contar con una redacción al uso el diario retribuye el trabajo de las personas que contribuyan a crear este periódico colaborativo. Para ello, todos los usuarios que aportan sus informaciones a GLOBEDIA disponen de sus propios espacios publicitarios con los que generar sus propios ingresos. Para facilitar y maximizar el rendimiento, pueden optar gratuitamente entre algunos de los sistemas de gestión de publicidad más conocidos de la red.

Unai Elósegui
Director General de HispaVista