Advertisement

Premia la prueba de producto y cuélate en la cesta de la compra

Buscar nuevos consumidores resulta más complicado y caro que fidelizar a los clientes antiguos. Una idea totalmente cierta difícil de conjugar con el crecimiento de una marca o empresa, que, si no trata de buscar nuevos clientes y nichos de mercado, nunca encontrará las oportunidades necesarias para crecer, expandirse y superar a sus competidores. Colarse en una nueva cesta de la compra es, en este sentido, un objetivo principal que se deberían plantear todas aquellas marcas que quieran crecer.

La publicidad tradicional, que trata de captar la atención a través de anuncios, carteles y banners, no termina de cumplir con estos objetivos, ya que la mayoría de los consumidores pensará que están tratando de venderles algo nuevo y no satisfaciendo una necesidad. Por ello, el camino que hay que seguir es comunicar las ofertas y novedades con contenidos de interés y servicios que sean realmente de utilidad para la mayoría de tus compradores. La comunicación de promociones puede ser el mayor aliado en este sentido, ya que no solo se comunicarás a los clientes las novedades en forma de productos o servicios, también le darás la oportunidad de ganar algo que genere atracción con la marca. Existen muchas promociones para marcas que pueden utilizarse para conseguir los objetivos marcados, aunque funcionarán de mejor o peor en función del perfil del público principal, pero también de los productos y servicios que se vendan.

En este sentido, una de las promociones que mejor atrae a los clientes, independientemente de la tipología de la marca es el cashback. ¿En qué consiste? Se trata de un sistema de reembolso en el que el cliente compra un producto de una marca y ésta le devuelve un porcentaje del importe gastado, ya sea en dinero o en cheques regalo, para que vuelva a comprar un artículo de la misma marca. En este caso, la recompensa es doble ya que no solo se consigue incentivar las nuevas ventas, sino que también crecerá el número de nuevos clientes que volverán a comprar productos de la marca.

Otra vía muy dinámica de dar a conocer productos y atraer a nuevos clientes es hacerlos pasar un buen rato mediante promociones basadas en el gaming. Usando dinámicas tradicionales del juego, como el clásico rasca y gana, se conseguirá que el cliente se entretenga mientras conoce a la marca y el producto, por lo que será mucho más fácil generar engagement con él gracias a las jugosas recompensas que se pueden ofrecer.

Y ¿cuál es la mejor forma para hacer llegar tus promociones con las que atraer al público? Principalmente depende de los clientes potenciales, aunque se debe tener en cuenta que la mayoría de los consumidores de hoy en día, consumen tanto medios tradicionales como digitales, por lo que las comunicaciones deben seguir esta omnicanalidad. Si se publican ofertas en folletos físicos tradicionales y en folletos interactivos, con los que los clientes puedan acceder a más información a través de códigos QR, se logrará llegar a todo tipo de consumidores.

Aunque es cierto que los folletos, tanto físicos como online, están pensados para hacer una comunicación mucho más masiva con la que llegar a toda tu clientela, para transmitir ofertas más especiales dirigidas a un público concreto, el mejor aliado son los mailings y newsletters personalizadas con las que dirigirse al consumidor de una forma mucho más personal y cercana. De esta forma, aumentarán las probabilidades de que piense en esos productos en el momento de hacer la compra.

En definitiva, las opciones de colarse en la cesta de la compra de nuevos, pero también de habituales clientes, son muchas y varias. ¿El reto? Aplicar una estrategia adecuada en función del púbico objetivo y los productos y servicios que quieran venderse.