Adoptauntio se transforma en Adopte para ampliar su proyección internacional

La app de citas apuesta por una renovación con un contenido diferencial con el que busca poner de moda el romanticismo y desmarcarse del fast dating

Los tiempos cambian y con ellos la forma de concebir el enamoramiento. Esta constante transformación ha dado paso a fenómenos como el dating online actualmente tan presente y tan necesario para entender las relaciones actuales. Adoptauntio hizo su irrupción en este mundo con una idea más visionaria y transgresora: invertir los roles tradicionales de la seducción, con un enfoque femenino y antinconvencional, donde la mujer es quien decide. Hoy, la marca da un paso más en su evolución para adaptarse a las realidades del momento y construir un nuevo concepto bajo el paraguas Adopte, con el que afianzará su posicionamiento en el mercado como la principal plataforma promotora del slow dating.

La palabra adopte viene del término francés “adoptar”, y mantendrá la pronunciación de origen: sin la “e” del final. La idea de desprenderse de “untio”, el énfasis que afianzaba su enfoque femenino, viene motivada, principalmente, por la estrategia de unificar todos los mercados donde está presente (España, Francia, Italia, Polonia, Brasil, México, Colombia y Argentina) y donde el nombre estaba traducido en sus respectivos idiomas. Un solo nombre para unificar toda una identidad a fin de lograr una perspectiva más amplia, de cara a consolidar los planes de expansión internacional.

“El mundo del dating online se ha ido transformando significativamente en los últimos años y ahora es asumido de manera mucho más natural, especialmente tras la pandemia, que marcó un punto inflexión en nuestro comportamiento como consumidores digitales. Esta evolución nos lleva a readaptarnos para lograr una imagen en consonancia con la innovación y dar respuesta directa a las exigencias de nuestro público, que lleva una década creciendo con nosotros. Es por este motivo que la unificación de todos los mercados se hace esencial para satisfacer la imparable demanda de las apps de cita y para lograr una mayor sinergia en todos nuestros mercados, con el objetivo de facilitar la apertura internacional en la que estamos apostando en el mediano y largo plazo”, explica Laura Solé, country manager de adopte.

Uno de los valores diferenciales de adopte como marca es su carácter independiente como empresa, al estar desvinculada de grandes grupos y no estar asociadas con holdings. Con este rebranding, se busca afianzar la estrategia de consolidación de adopte como marca global que ofrezca un servicio de dating online de calidad, respetuoso y auténtico, alejado de la propuesta de competencia.

No es un swipe, es slow dating

Uno de los ejes fundamentales de este nuevo rebranding es el sello distintivo que acompañará a la marca a partir de ahora y sobre la que quiere constituirse como el principal referente en todos sus mercados: el slow dating.

En contraposición con las citas circunstanciales y de apenas algunos encuentros, adopte quiere rescatar acciones y gestos que se han ido esfumando en medio de una sociedad dominada por las prisas y lo material. La meta: las conversaciones personales y profundas, el interés real por el otro (a pesar de la diversidad de gustos) y la autenticidad.

“Pongamos de moda el romance”, es una de las frases bandera de esta nueva identidad y con la cual buscan trazar ese paralelismo con los competidores.

La configuración de adopte es en sí misma una de sus mayores innovaciones porque está diseñada de tal manera que los rasgos de personalidad tengan el mismo protagonismo que la foto de perfil, desmarcándose del tan conocido ‘swipe’.

“Hemos visto que cada vez son más las personas que quieren ir lento y disfrutar del momento en ambientes respetuosos y amables. No se trata de quedar por quedar, sino de experiencias, por lo que los usuarios ya no confían en algoritmos arbitrarios, sino en plataformas que den el mismo acceso a todos los perfiles y el mismo valor a la personalidad, más allá de una simple selección estadística”, señala Laura Solé.

Un aspecto muy importante es que la plataforma está libre de publicidad y no vende los datos de los usuarios a terceros con fines comerciales, lo que hace de adopte una app confiable.

Adiós al carrito, bienvenido el rojo y los besos

Otro de los cambios trascendentales en este rebranding ha sido decir adiós al icónico imagotipo del carrito de compras, su principal sello distintivo hasta la fecha, el cual surgió cuando la dualidad de género estaba voluntariamente polarizada e invertida. En su momento, la marca buscó darle un enfoque de humor, pero la realidad de hoy es otra y eso obliga a replantearse todos esos elementos.

“La sociedad actual, en especial los jóvenes, buscan desprenderse de los estereotipos, valoran más la autenticidad y apuestan por una sociedad con cada vez menos roles de género y sociales, con una intención más romántica e intensa, por lo que este tipo de simbologías ya no surten el mismo efecto y debemos recurrir a conceptos más simples, pero con una connotación más amplia y moderna”, detalla Laura Solé.

En este nuevo hito de la marca, uno de los grandes protagonistas será el rojo, con el que impulsará el ideario en torno al slow love y slow dating. Tradicionalmente asociado con el amor, la pasión, al deseo, la intensidad y todo lo que tiene que ver con el músculo del cuerpo que nos da vida: el corazón.

“Además de tener un simbolismo muy potente, el rojo es el color que mejor retiene la mente en sus recuerdos, gracias a su tonalidad muy sensible al ojo humano. Esto en términos de marketing nos ayuda a reforzar el poder de atracción sobre el público objetivo, porque aporta un bonus de visibilidad, de atención y memorización, a la vez que nos permite diferenciarnos del resto de las marcas de citas, que han recurrido a otros recursos cromáticos”, enfatiza Laura Solé.

El rojo estará acompañado de diversos elementos que refuerzan el imaginario de adopte alrededor del slow love, como es el beso o “le baiser” en francés, símbolo universal del amor y la atracción entre dos personas, el cual estará presente en todas las campañas de la marca a partir de ahora. De hecho, la interfaz del chat es como escribir en un libro con prólogo, tomos y capítulos, para incentivar a una conversación inolvidable.