Actualidad
Advertisement

Agustín Elbaile: "La Academia de la Publicidad es la casa de todos y para todos los que amamos la Publicidad”

El insigne creativo y Académico de Honor Agustín Elbaile fue elegido presidente de la Academia de la Publicidad el pasado 7 de abril, sustituyendo a Félix Muñoz. Tras tomar posesión, su propósito es “que la Academia de la Publicidad sea la Academia del Conocimiento, la guardiana del Santo Grial de nuestra historia publicitaria y transmita esta ilusión a las generaciones venideras”. En la siguiente entrevista ofrece su versión del turbulento proceso electoral vivido por la asociación, sus objetivos al frente de la misma y su visión actual de la publicidad.

En la asamblea del pasado julio de 2021 se desencadenó una crisis que dejó muy dañada la imagen de la Academia de la Publicidad por la confrontación de una candidatura que tu presidías con otra que lideraba Félix Muñoz, y que finalmente salió elegida. ¿Cuál es tu versión de los hechos, por qué no llegasteis a un acuerdo, en qué se basaban las discrepancias?

Tanto Félix como yo desconocíamos que nos íbamos a “enfrentar” en una “campaña electoral”. Cuando nos dimos cuenta que era un hecho, lo primero que hice fue hablar con él.

Muy sorprendido y con mucha simpatía, le manifesté que me parecía fuera de lugar, en una institución de este tamaño, tener que llegar al socio con la opción a dos candidaturas, que, vista la situación, lo mejor sería llegar a una única candidatura de consenso, que hacía muchos años que nos conocíamos personal y profesionalmente y que no podíamos andar tan lejos en nuestros programas, en nuestra manera de pensar y ver la proyección de la Academia.

Le propuse, y así se hizo, nombrar cada uno de nosotros, un Comité de Negociación, que se reuniera sin nuestra presencia y llegara a un acuerdo de candidatura única, y que aceptaríamos el resultado de tal negociación.

Reuniones y reuniones, listas y listas, discusiones y discusiones…y nada.

Al final, el calendario apretaba, la convocatoria electoral estaba en marcha, y pedí retrasar, ganar tiempo, hasta que se llegara a un acuerdo.

En este punto estuvimos de acuerdo, se tomaría el tiempo necesario para negociar personas, cargos, programa, etc.

Al final no fue así. No hubo tregua.

Por las razones que fueran, y que respeto, Félix y su candidatura, se presentaron.

Yo opté por no hacerlo.

Félix y su candidatura ganaron las elecciones. El socio de la Academia les votó libremente.

Yo le felicité, me puse a su disposición, y le deseé lo mejor.

Y lo hice por escrito.

Una de las discrepancias más importantes obedecía a vuestro deseo de que ningún anunciante presidiera la Academia y de hecho en vuestra junta directiva tampoco hay ninguno, ¿por qué?

Si la memoria no me falla, 14 años después de la fundación de la Academia, se han nombrado 70 Académicos de Honor aproximadamente: anunciantes, catedráticos, periodistas, músicos, realizadores, creativos, etc.

Me parece que es significativo.

Además, en las sucesivas juntas de la Academia, también han estado presentes, anunciantes, periodistas, catedráticos, etc.

Creo que es suficiente muestra de pluralidad en las múltiples facetas que componen el universo publicitario.

Definí a la Academia como “La casa de todos y para todos los que aman la Publicidad” en mi mensaje inaugural.

Y seguirá siendo así hasta que me vaya.

Félix Muñoz salió como presidente, pero a los pocos meses tuvo que dimitir, ¿cómo evalúas su corto mandato, vais a revocar algún artículo de los estatutos aprobados por su junta?

Estoy más centrado en construir que en revocar.

Si hay algún artículo estatutario, si hay alguna mejora a hacer, si hay algo que suprimir, se propondrá, y la Asamblea decidirá.

Hoy por hoy, lo único que queremos es avanzar sin mirar demasiado atrás, decirle al socio, que estamos haciendo cosas: Biblioteca de la Academia, Becas de la Academia, Campus de la Academia, etc., que vamos a dignificar la profesión, que vamos a potenciar el orgullo de pertenencia…

Si para que el globo suba, hay que soltar lastres, los identificaremos y los soltaremos.

Casi un año después, el 7 de abril, fuiste elegido presidente de la Academia con una amplísima mayoría. ¿Por qué tomaste la decisión de presentar tu candidatura a presidir la Academia? ¿Qué problemas te has encontrado, por qué no se actualiza su web? 

Tomamos la decisión porque quisimos reiniciar el proceso que en su día tratamos de establecer Félix y yo.

Tomamos la decisión porque había que acabar con tanta turbulencia en la Academia, con tanta discusión abierta, había que intentarlo de nuevo.

Hablé con Félix y varios miembros de su Junta, para que formasen parte de la nueva, mi intención e ilusión, era de nuevo, una única candidatura, mostrando unidad, consensuada, medida, acordada.

No pudo ser. Todos declinaron, con amabilidad y afecto personal, mi invitación. Y me desearon lo mejor en mi nuevo proyecto.

Quiero recordar que el voto de Félix y todos los delegados que tenía, fue a favor de mi candidatura…

El 7 de Abril, no hubo ningún NO a los 57 votos emitidos.

Creo que este detalle, marca una nueva etapa en la Academia, lejos de cualquier nubarrón… Ya no hay turbulencias.

En el traspaso de poderes, hay cosas que han fluido perfectamente, y cosas que no.

El acceso a los medios digitales es una de ellas, lamentablemente, estamos sin poder acceder a la web en toda su plenitud.

¿Cuáles son tus objetivos al frente de la Asociación? ¿Qué cambios vas a introducir?¿A qué rango quieres elevar a la Academia?

El primer objetivo, es que se sienta a la Academia, como esa casa de todos los que formamos parte del Universo publicitario, cualquier profesional que pertenezca a cualquier colectivo relacionado con la publicidad, puede y debe ser socio de la Academia.

Después, en esta primera etapa, queremos impulsar la Biblioteca de la Academia, una edición continuada de libros para nuestros asociados, con la historia de la publicidad como eje editorial, y queremos también establecer, las Becas de la Academia, que tratarán de premiar a estudiantes universitarios, a través de la Cátedra Julián Bravo, con periodos de formación en empresas reales, con trabajo real…

Por último, queremos luchar por la dignificación de nuestra profesión, resaltando su importancia, y trascendiendo a todos los niveles de la sociedad.

Ver entrevista completa en el número 470 de El Publicista