Actualidad
Advertisement

Imma Folch (LF Channel): “Igualdad, diversidad e inclusión generan grandes beneficios a las empresas”

Fundadora y directora de la agencia de marketing y comunicación LF Channel desde hace más de dos décadas, y participante activa desde hace quince años de la junta de la mayor red internacional de agencias independientes Worldcom PR Group, NY., Imma Folch es una persona que combina sus facetas y experiencia como tecnóloga, comunicadora y coach. Ingeniera Técnica de Telecomunicaciones, su vida profesional la llevó del marketing de producto a la comunicación. Imma co-lidera además la consultora de Diversidad, Equidad e Inclusión, Bein Mindset s.l.

En nuestra sección REFERENTES, que trata de poner en valor a la mujer desde el punto de vista profesional, desvela diversas cuestiones planteadas a nivel personal y profesional. La entrevista fue publicada en versión reducida en el número 463 de la edición impresa

Personal

¿Cómo te autodefinirías?

Soy una apasionada de los viajes, el vino natural y los gatos. Estas tres cosas son quizá las que más me representan. Mi objetivo personal es aprender cada día y contribuir con mi experiencia a hacer posibles esos cambios positivos en mi entorno.

¿Por dónde te gustaría perderte?

Soy una enamorada de l’Empordà, tanto para perderme como para estar presente.

¿Cuáles son sus referentes femeninos y masculinos en el sector?

Por mi formación en ingeniería, me enorgullece resaltar a mujeres referentes en el área de la tecnología como Clara Grima – matemática -, Laura Urquizu – CEO de startup; o Carlota PI – CEO energía renovable, entre otras.

¿En quién te inspiras? 

Me inspiro en las personas normales, poque pienso que cada vida tiene mucho que enseñar a otra.

¿Cuál es tu cita o frase de cabecera?

La vida es un 10% lo que haces y un 90% cómo te lo tomas, de Irving Berlin.

¿Cuáles son tus aficiones culturales y deportivas?

Disfruto mucho de la ópera, de la música de todo tipo y de una buena lectura. Recientemente me he aficionado al pádel, y al ser un deporte compartido incluye también interacción con los otros.

Si pudieras cambiar de profesión, ¿qué te gustaría ser?

Actriz cómica.

Profesional

¿Coméntanos tu trayectoria profesional y las dificultades que tuviste como mujer? ¿Se han cumplido tus sueños?

Cuando miro hacia atrás, veo que mi experiencia profesional ha acompañado mi evolución como persona. Empecé trabajando como programadora en una fábrica de robótica en Austria, y mi foco era 100% técnico, es decir, en el “qué”. Posteriormente, ya en Barcelona, ocupé varios puestos de product manager en dos multinacionales, ya centrándome en el “como”. Y, en una época en la que era una locura montar una empresa siendo mujer y teniendo 29 años, surgió LF Channel. Entonces me inicié en el “por qué”.

Dificultades ha habido muchas, pero afortunadamente he podido ir sorteándolas. No me gusta quitarle importancia a aquellas que tienen relación con el hecho de ser mujer, o a cualquier otra discriminación por motivos de género, procedencia, raciales o cualquier otro. En aquel entonces, emprender era algo exclusivo de hombres, por lo que, a las complejidades que trae consigo el hecho de lanzar un negocio, se le sumó el reto de destacar en un entorno muy competitivo y ciertamente hostil. Me siento afortunada de haber podido salvar los escollos y trabajo día a día para derribar ciertas barreras.

Ahora, en todo lo que hacemos en LF Channel y lo que hago personalmente, buscamos el valor y el impacto, trabajando por un mundo más equitativo, diverso y con sentido.

En general, el camino profesional ha sido difícil para muchas mujeres. ¿Cuándo se romperá el techo de cristal de la mujer en Comunicación y Publicidad?

Es difícil dar una respuesta a esta pregunta. Si echo la vista atrás, hemos conseguido grandes avances comparado con la época en la que inicié mi carrera profesional, pero siguen manteniéndose desigualdades, sesgos y prejuicios difíciles de cambiar.

La igualdad de género debe impulsarse en todas las áreas de la empresa, desde los procesos de selección hasta la revisión de las condiciones económicas, la comunicación interna, la paridad en la constitución de los comités, etc. No se trata sólo de tener cuotas, aunque en muchos entornos son necesarias, sino de un cambio de cultura tanto en las empresas como en la sociedad.

Su agencia forma parte de  Worldcom PR Group, la principal asociación mundial de empresas y agencias de relaciones públicas, ¿Cómo surgió esta relación y qué les reportan estos acuerdos?

Nos incorporamos a Worldcom en 2007. Esta red nos permite el contacto directo y estrecho con otras agencias de comunicación independientes, que se han convertido en nuestros partners de referencia en diferentes países en todo el mundo. Gracias a ello, no solo compartimos clientes y proyectos con ellos, sino que nos enriquecemos de aprendizajes mutuos, evaluaciones permanentes para una mejora continua y, en definitiva, una apertura de miras diversa y global.

Dentro de la Worldcom PR Group, es directora de diversidad, igualdad e inclusión para EMEA (Europa, Oriente Medio y África). ¿Cuál es su cometido? ¿Qué actividades y qué objetivos tiene previstos desde su cargo?

Diversidad, Igualdad e Inclusión son valores que están en el ADN de Worldcom. Con agencias partners repartidas por todo el mundo, desde Sidney hasta Oslo, pasando por Laos, San Francisco, Lima o Bangkok, por poner algunos ejemplos, la red de Worldcom ha crecido y vive abrazando la diversidad, el respeto y el aprendizaje en colaboración continua. Mi misión es trasladar toda esta experiencia a nuestros clientes, ofreciéndoles un valor añadido diferencial que resulta clave para el éxito de cualquier negocio. La diversidad es un hecho, trabajar en la inclusión es el camino a seguir por cualquier organización.

¿En qué estadio están la diversidad, la igualdad  y la inclusión, tanto en España como en el resto de EMEA? ¿Qué aportan estos conceptos al éxito empresarial?

Hace tiempo escuché una frase que me hizo reflexionar: “Si todos estáis de acuerdo es que nadie está pensando”, y en eso radica la ventaja de la diversidad. Si tenemos un equipo diverso en cuanto a género, raza, procedencia, orientación sexual, generacional, con capacidades diferentes…, tendremos visiones diferentes de la realidad y variedad de pensamientos. Cada uno aporta su visión de la realidad que difiere en base a lo vivido, el entorno cultural, familiar, etc. Esto es riqueza, riqueza que permite ampliar las capacidades de cualquier equipo y conseguir mayores éxitos.

Cuando hablamos de estos conceptos, no solo apelamos a la justicia social, también tiene que ver con la viabilidad y rentabilidad de los negocios. Son muchos los estudios que apuntan a que la igualdad, la diversidad y la inclusión generan grandes beneficios a las empresas. Entre ellos destaca una mejora de la productividad, una disminución de la conflictividad laboral, el aumento de la flexibilidad o el desarrollo de creatividad e innovación. Todo esto se traduce en mayores ingresos y equipos de trabajo más felices por el mejor rendimiento de las compañías. Por lo que apenas pueden quedar excusas para potenciarla.

Si nos atenemos a los datos, de brecha salarial o acceso a puestos directivos de determinados colectivos, por ejemplo, tanto en EMEA como en España nos queda bastante camino que recorrer para llegar a una situación más óptima. Y esto solo es la punta del iceberg. Para poder avanzar, el primer paso será hacer un ejercicio previo de humildad y observación propia. Todas tenemos ideas preconcebidas y debemos trabajar para romper con estas “certezas” promoviendo la igualdad efectiva de oportunidades y de derechos. 

¿Qué opina del tratamiento que se da a la imagen de la mujer en publicidad?

Soy bastante crítica con la imagen de la mujer que ofrecen las campañas publicitarias. Normalmente refuerzan los estereotipos más tradicionales. Sin embargo, confío plenamente en el cambio que poco a poco vamos observando y que, claramente, piden los públicos. La pregunta sería, ¿está la industria de la publicidad adaptándose al tiempo que lo hace la sociedad o se quiere convertir en una institución que perpetúe los roles de género menos igualitarios?

Tienes un amplio bagaje en el sector de la comunicación, ¿todas las empresas son ya conscientes de la necesidad de apoyarse en una agencia de comunicación? ¿Cómo describirías la relación empresa-agencia de comunicación en estos momentos?

En 25 años, a través de LF Channel, he ayudado a más de 500 empresas a aumentar su visibilidad y participación en el mercado con actividades de comunicación. Las compañías que resultan exitosas son plenamente conscientes de que la comunicación es una pieza clave en sus estrategias y actúan en consecuencia, normalmente apoyándose en una agencia de comunicación que les ofrezca la visión consultora que necesitan para asegurarse de estar comunicando el mensaje adecuado, a los públicos adecuados y de la manera correcta.

La relación empresa-agencia en estos momentos, tras la situación de pandemia vivida, es aún más estrecha. La confianza mutua ha aumentado tras haber atravesado juntas esos momentos de incertidumbre.

¿Qué opinas del exceso de informción al que están expuestos los ciudadanos por las redes sociales y en general por el entorno digital?

Como agencia de comunicación con propósito, en LF Channel nos hemos comprometido a fomentar las true-news, es decir, apoyamos la información contrastada, fiable y verídica. Defendemos además el papel de los medios de comunicación, tan denostados, que trabajan con rigor en su gran mayoría. Y, por último, queremos potenciar la comunicación positiva e inclusiva para nuestros clientes. La información es poder, y queremos empoderarnos con información positiva, de calidad y respetuosa con nuestro entorno.

¿Qué consejos profesionales les darías a las/los jóvenes que se incorporan a nuestra profesión?

Le diría que no se limiten. Especialmente me gustaría dirigirme a las jóvenes que están a punto de iniciarse en su trayectoria profesional. Les diría que crean en ellas mismas y pueden ser lo que ellas deseen ser. Que no se olviden nunca de que ellas dirigen su futuro.

Hemos salido de una dura pandemia que ha trastocado muchas vidas y muchos proyectos  ¿Qué lecciones debe aprender el sector de la situación convulsa que hemos vivido?

La situación vivida en los últimos meses a nivel mundial nos ha enseñado que hay que estar preparados para cambios inesperados, y que la mejor manera de afrontarlos es apoyarnos en nuestros valores. Esto es algo que hemos aprendido a marchas forzadas, pero es interesante ver cómo algo excepcional ha confirmado lo que ya que muchas defendíamos: Más que nunca las marcas deben apoyar sus estrategias de comunicación en sus valores y propósitos. Asumir su responsabilidad con la sociedad, el medioambiente, la diversidad y la sostenibilidad no solo es deseable, sino que es imprescindible para su supervivencia.