El festival El Sol 2019 inicia una nueva etapa apostando por Madrid como nueva sede

La Asociación Española de Agencias de Comunicación Publicitaria (AEACP), organizadora del certamen, anuncia su intención de refundar y relanzar el evento en 2019. La primera medida ha sido trasladar la sede del mismo, que hasta la fecha era a ciudad de Bilbao, a la capital de España

Un nuevo futuro se presenta para el festival El Sol, El Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria, uno de los certámenes de referencia para la industria publicitaria española, portuguesa y de Latinoamérica. Su entidad organizadora, la Asociación Española de Agencias de Comunicación Publicitaria (AEACP), ha tomado la decisión de llevar a cabo una refundación y relanzamiento del evento para iniciar una nueva etapa en la edición de 2019.

Las primeras medidas que se han adoptado tienen relación con el lugar de celebración y con la duración del mismo, puesto que el certamen abandona la ciudad de Bilbao, donde se ha llevado a cabo los últimos años, y pasa reduce su duración, ya que se ajustará a dos jornadas, en lugar de los tres días que venía abarcando hasta la fecha. De esta forma El Sol 2019 tendrá lugar en la ciudad de Madrid los días 6 y 7 de junio del próximo año.

El certamen estrena dirección. Para esta nueva etapa la AEACP ha escogido a David Coral (vicepresidente de la asociación y presidente y CEO de BBDO España) y a Cristina Barturen (directora general de Arnold Madrid y miembro del Comité Ejecutivo de la AEACP) para que sean los codirectores de la 34 edición El Sol.

Según han transmitido a los medios desde la propia asociación, se trata de una medida "con la que dar respuesta a la evolución que ha vivido el sector de la comunicación y, en general, los negocios en su relación con la sociedad -declaran- Por ese motivo una de las primeras decisiones es el traslado del certamen a Madrid, importante capital iberoamericana donde se concentran distintos actores relevantes en el mundo de los negocios y la creatividad en el sentido amplio del término".

El cambio de sede y la concentración del certamen en dos días no serán los únicos cambios que determinen el futuro del festival ya que la AEACP ha anunciado igualmente que ya está trabajando en todos los aspectos que lleva consigo esta transformación, que se irán desvelando en los próximos meses.

Años convulsos

Esta nueva etapa y refundación del certamen llega tras varios ejercicios donde los cambios y los procesos de transformación se han impulsado de forma constante por parte de la organización. Cambios en la estructura de dirección del mismo, cambios en la forma de elegir el jurado y en el modelo de trabajo del mismo, reestructuraciones continuas en las secciones y categorías del apartado de premiación, cambios en la política comercial para hacer más atractivo el festival ante la industria no española (la gran mayoría de trabajos, piezas y delegados inscritos cada año siguen siendo españoles y de agencias asociadas) y un nuevo foco dedicado a hacer del certamen un punto de encuentro del sector y la industria, más allá de los meros premios, han marcado en rojo las estrategias anuales del equipo encargado de dirigir y desarrollar el festival estos últimos años.

El certamen, un evento que tradicionalmente ha sido punto de encuentro para a industria publicitaria española y latinoamericana, ha tenido que luchar por mantener esa posición durante la última década, momento en el que han surgido numerosos desarrollos de la misma índole y en el que otros festivales que ya tenían presencia en el mercado también han evolucionado y se han hecho más competitivos. Pese al aumento de la oferta El Sol ha conseguido mantener cifras de inscripciones anuales en el entorno de las 2.000 piezas y trabajos, aunque en 2018 ha acusado casi una pérdida del 20% en sus inscripciones.