OOH: cuando los cambios pueden ser para mejorar

por Antonio Morales

 

 

Históricamente las nuevas tecnologías han influido decisivamente en el sector publicitario, pero nunca tanto y tan rápidamente como en los últimos años. Todos los medios se han visto obligados a adaptarse  a la digitalización, pero si en la mayoría de los casos ha sido de forma defensiva -para luchar contra la fragmentación y “huida” de sus audiencias e inversiones publicitarias hacia los formatos digitales-, en Exterior está provocado un cambio totalmente positivo, que permita aprovechar al máximo las nuevas oportunidades que día a día están surgiendo, y sin perder ninguna de las ventajas que siempre ha tenido, tiene y tendrá el medio.

Más allá de las espectaculares pantallas digitales, ¿quién iba a pensar hace no muchos años que se iba a poder interactuar con los consumidores mientras esperan la llegada del autobús, pasean por el centro de la ciudad, o llegan al centro comercial donde van a divertirse o hacer sus compras? Y no hablamos solo de algunas innovadoras, costosas y espectaculares acciones especiales, pues, por apenas unos euros, tecnologías tan simples como NFC permiten convertir los más clásicos anuncios de Exterior de papel en mensajes interactivos que se conectan con los smartphones. Algo que ya se puede realizar en varios circuitos gestionados por Cemusa.

Así, las inmensas posibilidades creativas que siempre ha tenido Exterior se han multiplicado exponencialmente en los últimos años. Buen ejemplo de esta evolución es el Gran Prix de Outdoor de la última edición de Cannes Lions: fotografías que han hecho los propios usuarios del IPhone 6 reproducidas en lonas, vallas y otros formatos de Exterior. Una campaña demostrativa pura y clásica hecha por los propios consumidores, que aprovecha la espectacularidad de soportes clásicos del medio para mostrar la gran calidad y belleza de las fotos.

La transformación digital y la modernización de soportes ha sido acometida por la Publicidad Exterior incluso pese al descenso de la inversión provocado por la crisis, como se ha hecho con las pantallas digitales de los aeropuertos españoles, que hoy día cuentan las mejores tecnologías de todo el mundo. Y, de forma paralela, se sigue avanzando en la investigación para proporcionar la máxima información sobre la audiencia, los impactos reales y la eficacia y el ROI de cada una de las acciones que se realizan en exterior. Porque no solo es importante disponer de datos, sino que resulten útiles y equiparables a los demás medios.


Antonio Morales
Director de marketing y comercial de Cemusa
Presidente de AEPE