Actualidad
Advertisement

El ayuntamiento de Madrid percibirá 140 veces más dinero por los contenedores de JCDecaux

El nuevo contrato de soportes publicitarios pasará de aportar 135.000 euros al ayuntamiento a algo más de 19 millones.

La prórroga por tres años del contrato que afecta a los contenedores de pilas, vidrio y elementos de información cultural, municipal y de servicios ha multiplicado el canon que paga la empresa desde los 135.240 euros que se hubieran generado con la simple prórroga del contrato original a los 19.043.700 euros.

La “prórroga, modificación y reequilibrio del contrato de diseño, suministro, instalación y conservación de contenedores” con la empresa de JC.Decaux “El mobiliario urbano” ha sido aprobada por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, según ha informado el vicealcalde, Manuel Cobo.
 
Además del canon, la prórroga sólo cambia la ubicación de diez columnas informativas del centro de la ciudad. El contrato fue adjudicado por el Ayuntamiento de Madrid el 28 de julio de 1994 por un periodo de 15 años y el pliego de condiciones establece la posibilidad de dos prórrogas de tres años cada una.
 
Cobo ha asegurado que "el Gobierno local prorroga el contrato para evitar una nueva licitación que supondría molestias para los ciudadanos al iniciar nuevos trabajos en la vía pública".
 
Los ingresos pasan de 67,89 euros de media por soporte en los tres últimos años, a 9.560 euros, un aumento que se ha realizado sin variar los metros cuadrados de publicidad autorizados en el contrato inicial.
 
Tampoco cambia el modelo instalado ni el número de elementos (1.992) ni los servicios que presta a los madrileños, tales como aseos públicos, contenedores de pilas o vidrio.
 
Sin embargo, sí se ve afectada su ubicación porque la nueva Ordenanza de publicidad exterior, que tiene entre sus objetivos compatibilizar la publicidad exterior con la protección de los valores del paisaje urbano y la imagen de la ciudad, establece una zona de especial protección que limita la ocupación de superficie publicitaria.
 
Esta zona comprende el ámbito del recinto histórico de Madrid y las colonias y cascos históricos de distritos periféricos y por eso se desplazarán diez de las columnas informativas instaladas en el entorno más emblemático del centro de la ciudad.
 
Una vez finalizada la prórroga de los tres años se ha establecido un nuevo plazo de seis meses para el desmontaje del mobiliario instalado, que en el contrato inicial era de un año, de forma que se acortan los tiempos de las obras para reducir el impacto y las molestias que pueden producir a los ciudadanos.
 
Lo que sí se mantienen son las prestaciones acordadas en su inicio, como la recogida de pilas de los 400 recuperadores; la recogida de 190 contenedores de vidrio en los 190 recuperadores; la instalación de 290 planos de la ciudad y 390 planos de las líneas del metropolitano en una de las caras del mobiliario urbano; el servicio y mantenimiento de 28 aseos públicos automáticos, así como diez motos para la recogida de excrementos caninos y la limpieza de grafiti.