IAB Spain alerta sobre la 'tasa digital' y propone un cambio a nivel internacional

La Ley, que no alcanzó consenso en el seno del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE en su reunión el pasado 5 de diciembre, fue aprobada el viernes por el Consejo de Ministros y puede tener consecuencias de competitividad para España respecto al conjunto de la Unión Europea, no debiendo abordarse a nivel nacional sino internacionalmente.

IAB Spain siempre ha mostrado su disposición a adecuar el marco tributario actual a las particularidades de Internet. Sin embargo, a la hora de abordar una tecnología global y ubicua que es necesario precisar soluciones acordes al nivel internacional, que se apliquen de un modo uniforme a los operadores de los distintos países y que no produzcan desequilibrios entre empresas de unos y otros mercados. Para la asociación, la adopción de estas medidas puede comprometer la competitividad de los operadores nacionales dentro del mercado global, lo que supone ignorar los esfuerzos por alcanzar un consenso internacional en la materia.

La norma, además, impone una serie de cargas tecnológicas y administrativas para las empresas que requerirán, sin duda, de importantes inversiones -que tendrán que ser abordadas en un contexto de clara inseguridad jurídica, sometido a próximos cambios por el legislador europeo-. Además, la naturaleza indirecta del impuesto gravaría los ingresos y no los beneficios de los sujetos pasivos. Esto impactará esencialmente sobre las empresas españolas que dirigen mayoritariamente sus servicios al territorio nacional, redundando en una menor competitividad para nuestra industria digital.

Cabe destacar que el propio Consejo de la UE emitió recientemente un informe jurídico cuestionando que verdaderamente encaje en el concepto de un impuesto de naturaleza indirecta.

IAB Spain ha manifestado su completa disconformidad con el anteproyecto planteado y reitera su voluntad de trabajar proactivamente con el regulador de esta y otras cuestiones que afectan a la industria digital.