El 31% de los compradores españoles se centra en el precio,

A pesar de que el factor precio aumenta su importancia a la hora de comprar, los españoles siguen primando la calidad en sus compras (39%). Los hábitos de compra de los españoles se ha polarizado por el impacto de la marca de la distribución, así como de la oferta low cost en un amplio rango de categorías.

La crisis hace estragos en la cesta de la compra, donde el valor medio de la misma se devalúa mes tras mes en España. De hecho el 31% de los consumidores españoles se centra en el precio a la hora de comprar y desarrolla hasta tres estrategias de ahorro diferentes con el propósito de adquirir sus productos y marcas deseadas al menor coste posible. Así, estos compradores pueden, desde cazar ofertas, hasta analizar alternativas de ahorro en productos de alta calidad o incluso asegurar el ahorro eligiendo exclusivamente marcas de distribuidores o productos a bajo precio, sin considerar el valor de la marca ni las diferencias con otros productos similares. Estas conclusiones se desprenden del estudio PeopleShop, realizado por el Grupo Leo Burnett y que estudia los comportamientos de compra de las personas tanto en España como en los principales mercados europeos y norteamericanos. Sus resultados demuestran que los hábitos de compra de los españoles se ha polarizado por el impacto de la marca de la distribución, así como de la oferta low cost en un amplio rango de categorías. Según el estudio este comportamiento es característico en aquellas categorías como lácteos, cereales, detergentes, e inclusive el refresco.

Por otra parte un 39% de los compradores españoles se declara “Buscador de calidad”. Es decir, antes de decidirse o de comprar de forma impulsiva, prefiere conocer sus alternativas, comprenderlas, comparar y analizar las características de producto. Este perfil se hace presente en aquellas categorías de compra poco frecuente, como por ejemplo smartphones, impresoras, electrodomésticos, productos bancarios, etc.

Receptivos al contacto con las marcas
España encabeza la media europea en el número de puntos de contacto utilizados durante el proceso de compra. Es decir, el 54% de los españoles utiliza de media más de 21 canales de compra o medios de información a la hora de elegir un producto sobre otro, en contraste con nuestros vecinos franceses, ya que sólo un 30% declara utilizar de media más de 21 puntos de contacto.