5 herramientas para la transformación digital del sector inmobiliario

Dar el paso a transformar una empresa al mundo digital es un ejercicio prácticamente necesario para todas las compañías que operan en la actualidad. Sin embargo, el sector inmobiliario se resiste.

Más del 80% de las empresas inmobiliarias muestran preocupación por el reto tecnológico, pero la mayoría indican que no hacen nada al respecto ni piensan hacerlo para el curso que viene. Este es uno de los datos que arroja el último estudio de Prinex, que pone de relieve la falta de inversión real en transformación digital de las empresas en la actualidad. Ante la necesidad de una transformación digital en los tiempos que corren, Uxban, firma inmobiliaria en el diseño y rehabilitación de viviendas de alto standing, apunta 5 herramientas aplicadas por la compañía durante años y que suponen un cambio de paradigma en el negocio hacia el éxito:

  1. Blockchain

Esta tecnología permite crear una base de datos compartida y descentralizada (sin intermediarios) de propiedades donde empresas y usuarios puedan comunicarse sin coste para ninguno y que reduce los trámites y coste de las transacciones inmobiliaria al igual que mejora el proceso de solicitudes de hipotecas.

  1. Inteligencia artificial aplicada a varios momentos del proceso de compra y venta de una vivienda

Con ella, se puede hacer tanto visitas virtuales –ya sea a través de gafas 3D y que posibilita estar visitando una vivienda desde el salón de casa con toda información al alcance del usuario- como valoraciones de los inmuebles. “Es una herramienta con más de 15 años en uso que evita errores humanos de cálculo pero que actualmente no sustituye el criterio del tasador”, apunta Juan Merodio, socio y responsable de marketing digital de Uxban. También permite que las búsquedas estén más ‘humanizadas’ a parámetros prácticos como el transporte público, colegios cercanos, cómo es el barrio, etc.

Una de las últimas aplicaciones de la Inteligencia Artificial es en el etiquetado y la descripción automática de los millones de imágenes almacenadas en estos portales y que, además de ahorrar dinero y tiempo, clasifica los documentos de una forma más eficiente que el usuario final.

Además, a través de la monitorización virtual de obras se pueden hacer previsiones sobre la viabilidad del suelo, los desvíos de tiempo en plazos de entrega o los sobrecostes que puedan sobrevenir del proyecto.

  1. Sostenibilidad en economía circular

Cada vez es una práctica más extendida el hecho de construir viviendas pensando en su sostenibilidad y en el menor impacto ecológico. Según apunta Guillermo Vidal, director de diseño de la firma, el modelo de la economía circular frente a la lineal se impone cada vez más en el sector de la construcción: “El modelo de la economía lineal (producir-usar-tirar) no solo consume energía y recursos naturales limitados. Además, genera una cantidad inmensa de residuos. Por eso es importante que el sector de la construcción llegue a un modelo de economía circular donde el flujo lineal de recursos-producto-residuos se convierta en un flujo circular de recursos-productos-recursos reciclados. Así se logra reciclar, reparar o regenerar de manera constante y se consigue que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento".

  1. Domótica

El IoT se está abriendo paso entre las viviendas españolas, pero la integración de la domótica es aún tímida y será una realidad en unos cinco años, ya que actualmente su uso se enfoca a acciones tan simples como, por ejemplo, poner en marcha la calefacción o el aire acondicionado, controlar la iluminación de las viviendas o subir o bajar persianas a través del móvil o de un altavoz inteligente.

  1. Nueva cultura empresarial

España todavía tiene un largo camino que recorrer por igualar su cultura empresarial del sector inmobiliario a la de otros países como los anglosajones, lo que supone una oportunidad para empresas Proptech, que ya están aplicando estos servicios a su forma de trabajo. Otra de las necesidades más acuciantes es “la evolución del profesional inmobiliaria hacia competencias digitales como la analítica, cloud, la estrategia de ventas digitales o el neuromarketing, entre otras”, apunta Merodio.