Actualidad

La OCU denuncia a seis marcas por reduflación

La asociación de consumidores ha denunciado a Pastas Gallo, Danone, Pescanova, Colacao, Tulipán y Campofrío por considerar que llevan a cabo una "práctica censurable". La organización lleva tiempo estudiando esta práctica y afirman haber identificado que un 7% de los productos de nuestra cesta habitual han sufrido reduflación

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) busca combatir el ejercicio de reduflación (mantener los precios ofreciendo una menor cantidad de producto en los envases y packaging habituales de la marca) que cada vez más empresas aplican a sus productos. Aunque no es una práctica ilegal en España, OCU considera que algunas de las marcas más populares de alimentación abusan de esta práctica "engañando al consumidor, mediante una subida de precios encubierta", según han declarado sus responsables. 

De este modo, la organización ha decidido finalmente denunciar de forma oficial ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a seis marcas: Pastas Gallo, Danone, Pescanova, Colacao, Tulipán y Campofrío, y ya han avanzado que no descartan sumar nuevos nombres a la lista. El problema, y de ahí viene la denuncia de la OCU, es que "esa reducción no se avisa al consumidor y en ocasiones tampoco al lugar de venta, dándose el caso de supermercados que mantienen la etiqueta antigua de los lineales reflejando el tamaño o peso anterior. Y, por supuesto, el precio de estos productos reflutados no disminuye en proporción", indican.

En definitiva, el consumidor español termina pagando o lo mismo o incluso más, en el caso de que sí haya subido el precio por la inflación, por menos cantidad de producto: helados más pequeños presentados en el mismo packaging, envases con menos volumen o bolsas y paquetes con menos unidades. Por ejemplo, yogures que mantienen su diseño anterior pero ya no contienen los tradicionales 125 g, sino 120 g. 

OCU considera que esta práctica es muy censurable porque el consumidor no cuenta con una información clara y transparente sobre la subida de precio, y además altera la libre competencia del mercado. La organización lleva tiempo estudiando esta práctica y afirman haber identificado que un 7% de los productos de nuestra cesta habitual han sufrido reduflación. La organización busca el apoyo de la sociedad en esta cruzada y ha puesto en marcha una campaña denuncia en las redes bajo el hashtag #StopReduflación, para así difundir la información entre todos los consumidores.