La NBC ingresa 206 millones de dólares con la Super Bowl

Entre el saque inicial de apertura hasta el silbido que marcó el final del juego, la NBC emitió 45 minutos y 10 segundos de mensajes publicitarios. En total se vieron 84 spots procedentes de 32 anunciantes. Para la NBC, esto se traduce en unos ingresos publicitarios de 206 millones de dólares (160 millones de euros), que se elevarían a 261 millones de dólares (203 millones de euros) si se tiene en cuenta la publicidad emitida durante todo el día.

Según el análisis de TNS Media Intelligent, el top 4 de los anunciantes está formado por PepsiCo (con 5 minutos y 30 segundos de publicidad en total) Anheuser Busch InBev (4 minutos y 30 segundos), General Electric (2 minutos y 30 segundos) y Viacom (2 minutos, 30 segundos).

Los lanzamientos de las películas hollywoodienses siguen dominando los anuncios de la Super Bowl. Este año se emitieron un total de nueve piezas durante el partido, una cifra similar al año anterior, cuando se emitieron siete. Sin embargo, en 2008 la duración de los espacios fue más corta: para los siete anuncios dedicaron un total de cuatro minutos, mientras que este año han utilizado siete minutos para nueve spots.
 
Los anuncios de bebidas no alcohólicas también han tenido una presencia importante en estos juegos. Este año, la competitividad entre marcas se ha estrechado más que en 2008. Pepsi y Coca Cola se volvieron a enfrentar con sus respectivos refrescos. Pero a diferencia del año anterior,  Coca Cola se ha abstenido de promocionar sus marcas de bebida no refrescantes (en la línea de Acuarius) y le ha cedido el honor a Pepsi, con Gatorade y SoBe Life.
 
Los fabricantes de coches han tenido una presencia menos notoria este año. Audi, Hyundai y Toyota juntos ocuparon tan solo tres minutos. Otros anunciantes relacionados con el automovilismo dedicaron dos minutos y treinta segundos a sus spots; fueron Bridgestone, Cars.com y Castrol.
 
Buzz marketing
No sólo las películas dominaron el tiempo dedicado a los anuncios, también dominaron las discusiones de las primeras 36 horas después del partido: cinco de cada diez discusiones eran sobre las películas anunciadas durante la Super Bowl. Además, casi la mitad de las discusiones que se tuvieron sobre el encuentro deportivo se realizaron en medios sociales relacionados con el cine, los videojuegos y las noticias de entretenimiento.
  
“Este año los espectadores han seguido más anuncios relacionados con el entretenimiento y con los productos asequibles”, explica Jim Nail, director de marketing de TNS Cymfony: “Los servicios financieros y los automóviles no están en la mente de los consumidores, por ello, sus anuncios –que han sido tan populares años atrás- no han tenido ninguna resonancia este año”. Jim Nail explicó que la clave para maximizar el ROI es combinar los medios sociales con los tradicionales y el buzz.
 
El precio de los anuncios
El coste de los anuncios emitidos en la Super Bowl se ha cuadriplicado en los últimos veinte años, alcanzando los 2,7 millones de dólares los 30 segundos en 2008. Según Jeff Zucker, presidente y CEO de NBC Universal, este año la cadena ingresará 206 millones de dólares en publicidad.
 
 
TARIFAS E INGRESOS (1998-2008)-TNS Media Intelligent
 
 
 
AÑO COSTE 30'' ($000) TOTAL INGRESOS ($ MILLIONS)
1989 675 35.5
1994 900 52.2
1999 1,600 97.0
2003 2,150 130.1
2004 2,302 149.6
2005 2,400 158.4
2006 2,500 162.5
2007 2,385 151.5
2008 2,700 186.3
 
 
Y después…
El volumen total de la cobertura en medios tradicionales y sociales sobre los anuncios de la Super Bowl alcanzó su máximo el día después y luego cayó en picado. Esto refuerza la importancia de las relaciones públicas antes del partido y del boca-oreja para asegurarse una cuota de las discusiones que se establezcan tras la Super Bowl.
 
Audiencia
El XLIII Super Bowl ha sido el segundo partido más visto en la historia de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL por sus siglas en inglés). Los primeros datos de audiencia muestran que más de 95,4 millones de personas vieron el partido de esta edición del Super Bowl, que ganaron los Acereros por 27-23 a los Cardenales para ser el segundo más popular de todos los tiempos, sólo superado por el del año pasado que tuvo como protagonistas a los Gigantes de Nueva York y los Patriotas de Nueva Inglaterra.
 
El éxito del partido entre los Acereros y los Cardinales fue aún mayor dado que ambos equipos no pertenecen a grandes mercados de publicidad y era una final que nadie se esperaba.
 
El único otro programa aparte del Super Bowl en superar el partido del domingo en la historia de los Estados Unidos de América fue el capítulo final de la serie "M-A-S-H" en 1983, de acuerdo a la compañía especializada Nielsen Media Research.
 
Los nuevos datos ofrecidos confirman que los que quisieron calificar a la 43 edición del Super Bowl como el de la "recesión" se equivocaron por completo y, por el contrario, estableció lo que debe ser a partir de ahora el mayor espectáculo deportivo del año en Estados Unidos: una inversión racional y no un despilfarro.
 
 
- Vea los anuncios emitidos en la Super Bowl en: