Toyota confía en sus empleados para acabar con su crisis particular

La imagen de la marca se ha deteriorado en los últimos meses tras tener que llamar a revisión a cientos de miles de vehículos repartidos por todo el mundo.

Lleva más de medio año combatiendo una crisis de imagen a nivel mundial por un aluvión de denuncias y demandas por vender vehículos con defectos de fábrica. Pero Toyota reaccionó, en su momento, con las mismas armas qué las voces críticas. No parece que haya sido suficiente. Ahora la insignia nipona pone en marcha una campaña mundial donde los protagonistas son los empleados que intervienen en todo el proceso de fabrcación, montaje y venta de sus coches. Lo cierto es que emplear a los empleados como prescriptores es una estrategia que ya han seguido otras marcas, incluso del sector de la automoción (Seat ya lo utilizó en años anteriores), pero parece una de las mejores fórmulas o estrategias para intentar desmostrar su compromiso con la calidad del producto y la marca. Y es que su imagen se ha visto muy afectada por la llamada a revisión de miles de vehículos en todo el mundo.

Bajo el claim “Tu Toyota también es mi Toyota”, la campaña (ideada por Saatchi&Saatchi), muestra la "convicción personal, pasión y compromiso de los empleados (algunos españoles) con el fabricante japonés para reforzar la confianza en la marca y el producto". Todos los empleados que aparecen en la campaña forman parte y se identifican como tales, de las plantillas que intervienen en el proceso de los coches, desde su producción hasta el servicio post-venta.

No sólo medios tradicionales
El plan de medios incluye un spot de 30” paa cadenas naciones, autonímcas  temáticos digitales así como prensa y revistas especializadas. En internet se emplean por un lado formatos rich media, y un canal de YouTube en el que se podrán comprobar las distintas experiencias a nivel europeo de los trabajadores de Toyota, siempre redirigiendo a la web corporativa
www.toyota.es.

Igualmente la marca hará un esfuerzo por estar presente en las redes sociales, consciente de la importanca de este canal por llegar directamente al consumidor. Así pues se apoya en Facebook y Youtube para promocionar y dinamizar su campaña. El objetivo de la estrategia en redes sociales, desarrollada por Medialabs, era conseguir mayor notoriedad y una difusión viral de la campaña en los medios digitales.

Como soporte de la acción interactiva, Medialabs creó, en consonancia la campaña en otros medios, un site en el que los usuarios pueden, no sólo ver cada uno de testimonios en vídeo de los empleados de Toyota, sino que además pueden comentar el vídeo que más les ha gustado. El comentario más votado ganará un premio. Simultáneamente, en Facebook se ha creado una página de fans de esta campaña, en la que los clientes y no clientes pueden intercambiar opiniones y experiencias.