Actualidad
Advertisement

Abanca regala un viaje en el tiempo en su última campaña

Realizada por Shackleton

Casi todos los bancos ofrecen prestamos. Y casi todos los prestamos son muy parecidos. Pero Abanca ha creado el “Préstamo 24 horas”, que tiene algo único y diferente a los demás: Te responden sobre tu solicitud de crédito de hasta 50.000 euros, al día siguiente del que lo has solicitado. Para enfatizar esta ventaja diferencial la agencia Shackleton ha creado “El día que nunca existió” una experiencia única en la que se regala lo que todo el mundo quiere: tiempo. Así, al pedir el préstamo, los clientes de Abanca no sólo tendrán una respuesta de su banco en sólo 24 horas sino que las podrán recuperar con un viaje a Rarotonga, una isla donde los relojes retroceden 24 horas, literalmente. Porque Rarotonga y Nueva Zelanda se encuentran a sólo 2 horas de avión, pero a un día entero de diferencia. Cuando un día termina Auckland, a tan sólo dos horas de allí, el mismo día está comenzando. ¿La razón? Entre ambos lugares pasa el Meridiano 180º, también llamado “Eje del Huso Horario”.
“Buscábamos una campaña que comunicara precisamente esa inmediatez, para que la gente asociara el Préstamo a las 24 horas de respuesta, al punto diferencial de nuestro producto. Queríamos una idea que aportase notoriedad e incentivara la contratación. Podía haber sido un sorteo de un coche, una cubertería.... Pero encontramos esto”, afirma Susana Ortiz, marketing de Abanca.
La campaña cuenta con acciones en todos los medios, incluidas las oficinas de la entidad y la web específica www.eldiaquenuncaexistio.com donde se pueden ver, además de las características del producto, un spot (https://www.youtube.com/watch?v=0ZpKkJNAEiI) que explica, con humor, el fenómeno que esconde esta isla única.
A su vez, para que todos los usuarios “se transporten” a Rarotonga, Susanna Wifmore, cónsul honoraria española en la isla, comparte imágenes y curiosidades a diario a través de sus perfiles en redes sociales.
Para Nacho Guilló, director creativo ejecutivo de Shackleton: “Es una idea que refuerza el corazón del producto, un préstamo que entiende que tu tiempo es muy importante. Por eso cuando necesitas el dinero te contesta en sólo 24 horas, y además te las devuelve de una manera extraordinaria. Ojalá desde hoy todas las promociones de los bancos sean así y se acaben los horripilantes regalos que hacen, como los aspiradores esos pequeñitos para quitar las migas de los asientos del coche”.