Aena convierte los aeropuertos en lugares de ocio con su nueva campaña de verano

Juegos en mupis, concursos y un gran viaje a Ibiza son algunos de los premios que la compañía repartirá durante este verano en once de los principales aeropuertos españoles

Aena ha puesto un proyecto en marcha en los principales aeropuertos españoles con el objetivo de incentivar el consumo en sus tiendas y restauración durante estos meses de verano y posicionar los aeropuertos como un nuevo espacio de ocio comercial moderno y de lifestyle. A través de color, alegría, extravagancia y originalidad, nace el concepto de ‘Crazy Fun Summer’, bajo el cual se pone en valor los servicios de los aeropuertos y se busca encontrar una motivación que aumente la participación de los pasajeros, ofreciéndoles un valor añadido a su estancia en el lugar y transformar su paso por el mismo en una experiencia divertida.

El concepto nace de la idea de que el verano es la época del año en la que la gente hace más locuras: prueba nuevas experiencias, es más informal, etc. Es por ello que Aftershare.Tv y AMT Comunicación han querido convertir los puertos aéreos en espacios donde encontrar descuentos muy ‘crazy’. Las azafatas, situadas en la Crazy Fun Store del área comercial, informarán de la promoción y harán entrega de los folletos en forma de labios a los pasajeros, para que después puedan divertirse con juegos para conseguir pequeños descuentos locos para las compras y, además, ganar un pase al mundo Crazy Fun de realidad virtual, donde podrán conseguir descuentos aún más locos de hasta 100 euros.

Con el objetivo de conseguir una mayor repercusión en redes sociales, las azafatas animarán a los jugadores a compartir su foto más divertida en el aeropuerto y participar en el sorteo de un viaje al destino más Crazy Summer de todos: Ibiza.

 

Once aeropuertos españoles se incluyen en la promoción

El primer juego consiste en un mupi interactivo, con un juego de azar en el que los pasajeros crearán seres locos y extravagantes: cabeza, cuerpo y pies empezarán a girar y el usuario tendrá que tocar la pantalla para cada parte del cuerpo. Los premios se repartirán entre descuentos de 2€, 5€, 10€ o pasar al mundo de realidad virtual. En caso de no ganar, se le entregarán unas gafas de papel con forma de piña que incluyen un euro de descuento para una compra superior a 10€ en las tiendas y restaurantes del aeropuerto.

Para este proyecto se ha creado todo un mundo de combinaciones imposibles y divertidas, para dejar a los pasajeros con la boca abierta, pero el verdadero caramelo es la prueba final: una experiencia de realidad virtual surrealista donde los jugadores podrán sumergirse por completo en el mundo Aena y deberán coordinar sus movimientos para capturar descuentos, luchando contra los seres malignos que querrán arrebatarles su premio.

Esta experiencia virtual ya está disponible en la T4 de Madrid y la T1 de Barcelona, pero el proyecto se ha implementado en 11 aeropuertos: Adolfo Suárez-Madrid Barajas T123, T4 y T4S, Josep Tarradellas Barcelona-El Prat T1 y T2, Málaga Costa del Sol, Alicante-Elche, Lanzarote-César Manrique, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife Norte, Tenerife Sur, Valencia y Menorca.