Una historia de amor patrocinado

La firma de joyería Pandora se introduce en el mundo del branded content haciendo realidad una historia de amor entre dos jóvenes españoles antes de San Valentín.

Las marcas han comprendido que si quieren impactar y seducir a los consumidores actuales deben ser relevantes y formar parte de los momentos más importantes de su vida, o al menos de su día a día, aportando valor. Y bajo esa premisa una opción muy habitual es que la emprsa o marca anunciante se convierta en herramienta, catapulta o catalizador de un beneficio directo para el consumidor, muchas veces con nombre y apellidos y verdaderos protagonistas de su publicidad, como es el caso de Andrés Rodríguez y Ana Cidoncha.

Estos dos jóvenes españoles son los protagonistas de la última campaña de la marca de joyería Pandora, que se introduce en el mundo del contenido de marca produciendo una acción especial con la que ayudar a que esta pareja tenga un momento único en sus vidas: una pedida de mano inolvidable. El objetivo de la marca es, en el fondo, promocionar su colección de joyas para San Valentín, el día oficial de los enamorados en el calendario y una fecha que determina un periodo clave para la facturción de las marcas del sector. Pero en lugar de hacer una promo al uso la marca ha decidido apostar por hacer realidad la ilusión de esta pareja de enamorados, fans reales de la marca.

Para llevarlo a cabo Pandora pidió a la agencia independiente DoubleYou crear una pieza de branded content donde se contara la romántica historia de Andrés y Ana y que a la vez sirviera para celebrar San Valentín. "Cuando se habla de branded content la primera palabra mágica que aparece es storytelling. Y obviamente es fundamental, pero quizá deberíamos comenzar antes por hacer story listening. Si en la vida es bueno escuchar antes de hablar, en la publicidad parece que también, a juzgar por cómo está funcionando la pieza central de la campaña", afirma Nuria Andrés, directora de servicios al cliente de ña oficina madrileña de la agencia.

El resultado es una serie de piezas audiovisuales donde se narra la historia de ambos protagonistas y cómo la marca ayuda al novio a realizar una pedida de mano inolvidable. El vídeo central de la campaña, que ya acumula más de 700.000 visualizaciones en distintas plataformas de vídeo, cuenta cómo Pandora ayudó a Andrés a preparar la pedida de mano. No obstante la campaña se lanzó con tres vídeos teasers que generaban expectación y culminaba con el lanzamiento del vídeo donde se descubría la esperada pedida. Como cuenta Xavi de la Cruz, director creativo de la campaña, «fue un placer recibir un encargo como este, en DoubleYou estamos acostumbrados a trabajar con personas que no son actores pero nunca formando parte de un momento tan íntimo y personal, debíamos ser capaces de crear una pieza que transmitiera la emoción de quienes lo presenciamos en directo, dejando que Andrés y Ana disfrutaran al máximo de su momento y, por si fuera poco, teníamos que conseguirlo en una toma". La producción de la campaña ha corrido a cargo de Bluevista, con realización de Rebeca Calle

Una historia viral a lo grande

La marca citó a la pareja en los cines Capitol de Madrid y, al llegar, Andrés sorprendió a Ana con un emotivo y espectacular mensaje proyectado en las pantallas exteriores de los cines. En él, un Andrés envejecido alrededor de los 80 años contaba a Ana cómo había sido su vida juntos,  llena de felicidad y grandes momentos que empezaron el día en el que le pidió que se casara con él. En ese momento el Andrés real hincaba su rodilla en tierra y formulaba la tradicional pregunta. Un centenar de personas que pasaba por delante pudo contemplar la romántica escena y la respuesta afirmativa de Ana, que provocó un estallido de aplausos y lágrimas entre los espectadores.

Para Javier Navarro, director general de DoubleYou Madrid, el reto "era tan sencillo y a la vez tan complicado como encontrar la guinda perfecta para una historia real maravillosa. Debíamos ser capaces de que todo el mundo que viera el vídeo de la pedida se enamorara de Andrés y Ana". La cuestión es que, tras la producción, la distribución de las piezas se antoja clave para alcanzar una amplia cobertura que garanticve notoriedad a la marca y un mayor conocimiento de sus productos. Un objetivo que se consigue a base de invertir en medios o bien en trabajar bien la vertiente viral de la campaña.

Por parte del cliente han intervenido Silvia García Alcalde y Soraya Herrero. el equipo de la agencia está formado por Javier Navarro, Xavi de la Cruz, Cristian Jiménez, María Díez, Lorena de Amo, Nuria Andrés Fernández y Fernando Pérez Núñez.