La marca Green Cola aterriza en España

Competirá por un hueco en el mercado de bebidas refrescantes con el valor diferencial de ser la única marca que ofrezca refresco de cola edulcorado con stevia, con cafeína natural extraída de granos de café verde y aromas naturales, sin azúcar, aspartamo, acido fosfórico ni calorías. En Grecia se ha colocado como la segunda marca de bebidas de cola (con y sin azúcar) en ventas, con un 12% de cuota de mercado tras Coca-Cola

Una nueva enseña comercial comienza a operar en España. Se trata de la firma internacional Green Cola, marca que opera en el mercado de bebidas refrescantes con un producto estrella que la ha hecho destacar en más de 10 países: el primer refresco de cola edulcorado con stevia y que cuenta con cafeína natural extraída de granos de café verde y aromas naturales, lo que le permite salir al mercado como una bebida sin azúcar, sin aspartamo ni ácido fosfórico. Y también sin calorías.

Puesta en marcha en Grecia en 2014 (el fundador de la empresa matriz es un ex directivo de Coca-Cola), la marca estará gestionada en España por Green Cola Iberia, una compañía impulsada por un grupo de pequeños inversores españoles y que está participada en un 10% por la empresa matriz (Green Cola Bottling International) . Al frente del proyecto se sitúa Iñigo Madariaga, reconocido profesional del sector de bebidas en España, con más de 20 años de carrera profesional a su espalda (llegó a ser vicepresidente de Pepsico España, por ejemplo).

Green Cola llega al mercado español tras alcanzar el 12% de cuota de mercado en ventas en Grecia, lo que la convierte en la segunda marca del sector en el segmento de refresco de cola tras Coca-Cola, según afirma el propio Madariaga. El objetivo es repetir el éxito en España en el corto plazo. Tras Grecia la marca comenzó su periplo internacional, teniendo presencia en más de diez mercados (Reino Unido, Alemania y Holanda, entre otros) y con previsiones de aterrizar en breve en los mercados balcánicos y en Oriente Medio. Asimismo la marca ya está patentada en más de 160 países.

Presentada como una alternativa real de aquellos consumidores que quieren disfrutar de un refresco de cola elaborado de forma natural, la marca se presenta como “un activo joven, actual, moderno, alegre y en línea con las nuevas demandas y necesidades de los consumidores reales”, detalla su presidente. “El producto gusta, tanto al público como al sector de la distribución. De hecho estamos en pleno proceso de acuerdos con los principales actores del mercado para que el producto esté en los lineales en unas semanas”. De momento está previsto que la marca y su principal producto (en breve lanzará otras novedades al mercado, también relacionado con lo natural y sin aditivos dentro del mundo de las bebidas) esté en los principales supermercados de España en julio.

Igualmente sus responsables han desvelado que se está trabajando con algunos grandes players del canal HORECA para que la marca y producto estén también presentes en los puntos de consumo fuera del hogar. La fabricación y embotellamiento se llevara a cabo en España, concretamente en la localidad asturiana de Meres y el target al que se dirige es universal, delimitado por el grupo constituido por aquellos consumidores preocupados por la ingesta de productos artificiales en sus bebidas, y especialmente enfocado a millenials (18-35 años).

En paralelo la empresa pondrá en marcha una campaña de lanzamiento en punto de venta y en el ámbito digital, con fuerte presencia en plataformas y cabeceras de consumo de vídeo y con activaciones y contenidos en redes sociales. Detrás de la estrategia y comunicación están las agencias JWT Spain y Pull. De hecho la marca colabora en Grecia con JWT, pero en España la cuenta ha sido asignada tras llevar a cabo un concurso previo, realizado estos últimos meses. La campaña comenzará a difundirse igualmente los primeros días de julio.

Green Cola se presentará en formatos de lata de 33 cl. y pet de 0,5 y 2 litros a un precio que, si bien no han querido desvelar desde la compañía, se espera que esté en la franja alta de los refrescos. “No marcamos el precio porque es labor de los distribuidores – sentencia Madariaga- Pero somos conscientes de que nos presentamos como un producto premium y eso se notará en el precio de venta”.