Actualidad
Advertisement

La muerte, el humor y el jamón Campofrío

Campofrío personifica la muerte en la figura del actor Quique San Francisco y vuelve a tirar de humor e ironía en su campaña navideña para proponer a los españoles disfrutar y vivir cada día como si fuese el último

“No hay día por insignificante, extraño o difícil que parezca que no merezca ser vivido”, propone Campofrío en la campaña de Navidad con la que cerrará su presencia publicitaria en un año horribilis para todos, marcado por la COVID19 y la pandemia. Al más puro estilo Ingmar Bergman, la marca de embutidos de Campofrío Food Group (propiedad al 100% del grupo mexicano Sigma) ha personificado la muerte en la figura del actor y cómico Quique San Francisco para lanzar un mensaje de ánimo a los españoles y de respeto ante los fallecidos durante la pandemia. Bajo el nombre de "D.E.V. Disfrute en Vida", esta acción es una oda a la vida en forma de homenaje a quienes se fueron y a 'Todos los que siguen intentando cada día disfrutar del regalo de la vida', según han señalado los responsables de la marca. Con un mensaje vitalista, un peculiar personaje –Quique San Francisco ataviado como la muerte, con su capa y guadaña-, hace un recorrido por lo cotidiano para recordarnos que su presencia da sentido a la vida y que, sabiendo de su existencia, "no hay día que no merezca ser vivido".

Para Javier Portillo, responsable de marketing de Campofrío en España, el Covid y la pandemia debían centrar el mensaje de la marca esta Navidad, que siempre busca generar conversación y debate en torno a temas de actualidad y que preocupan a la sociedad española, al tiempo que defiende nuestra manera de ver y entender la vida: “Hay que defender nuestra manera de entender la vida, sea cual sea el escenario, siendo responsables y conscientes de lo que nos rodea -declara el directivo- Queríamos lanzar un mensaje muy importante, como es que la vida es un regalo y hay que vivirla y disfrutarla en cada momento, aunque sean tiempos extraños. A través de este personaje (la muerte interpretada por San Francisco) queremos destacar la necesidad de apreciar las cosas del día a día para evitar que la vida pase sin darnos cuenta. Porque cuando vemos la muerte de cerca, ya es demasiado tarde para vivir todo lo que queríamos haber vivido, para disfrutar de lo auténtico que tenemos a nuestro alrededor”. En un año tan complejo como el que nos está tocando vivir, la campaña de Campofrio trata de volver a interpretar lo que preocupa a los españoles para, desde el optimismo, hacernos reflexionar.  "Queremos recordar lo importante que es vivir cada minuto:  Saber Disfrutar de cada momento por pequeño que sea", señala Portillo.

La historia arranca tras cerrarse las puertas del teatro donde actúa Quique San Francisco, que vestido aún de su personaje en la función, emprende un paseo por las calles de Madrid para finalizar en la majestuosidad de la cima de Montserrat (Barcelona) desde donde mantiene una conversación con el comentarista deportivo Michael Robinson, quien desde el cielo representa a los que este año se fueron dejándonos como legado su pasión por la vida. En su recorrido se adentra en esos momentos que, aunque sencillos, están cargados de fuertes sentimientos como la conversación de un padre y un hijo, una reunión de amigos alrededor de una mesa o un simple partido de baloncesto. Todo ello, desde la perspectiva de la muerte, cuyas numerosas acepciones trata de explicarle  Andreu Buenafuente al músico inglés James Rhodes. Inclus el paseo por Madrid se detiene en el Congreso de los Diputados donde Quique San Francisco propone una singular votación capaz de poner de acuerdo a todos los grupos políticos y, por supuesto, a los sanitarios, grandes héroes del año 2020 que desde las puertas de un centro sanitario refrendan el plebiscito. 

Los actores Silvia Abril y Juan Echanove, y Raúl Gómez ‘Marathon Man’ completan el reparto de esta historia donde cobra especial relevancia la figura de la carismática actriz María Galiana, el único personaje capaz de mantener una conversación cara a cara con Quique para recordarnos “lo importante que es disfrutar de la  vida”.

Ideada por McCann Spain, agencia creativa habitual de la marca, la producción y ejecución de la campaña ha corrido a cargo de La Joya, colaborador habitual de la marca estos últimos años. ​Todo gira alrededor de un spot largo de más de 3 minutos pensado para medios digitales y que tendrá versiones más cortas para televisión. La película estaba inicialmente dirigida por Paco Plaza, pero fue sutituido por Daniel Sánchez Arévalo a mitad de rodaje tras al caer el primero enfermo por COVID19. Aun así la labor de dirección siempre ha estado supervisada y coordinada por Plaza. El trabajo se estrenará hoy en televisión, redes sociales, cine y en la página web www.disfruteenvida.es.