Popeyes busca una boda y unos novios a los que organizar un banquete estilo Louisiana

La cadena de comida rápida está en busca de una pareja de novios que quieran que su banquete de boda se base en pollo frito

Hoy en día es complicado conseguir que tus consumidores sean fieles a tu marca y no te sustituyan a la primera de cambio. Es por esto que Popeyes ha querido premiar a sus seguidores más fieles que les tendrían presentes hasta en el día más especial de su vida: el día de su boda. La marca ha organizado un sorteo en Instagram en el que los prometidos pueden participar para llevarse un banquete de boda patrocinado por Popeyes. 

Esta acción en redes sociales y amplificada en Instagram es como la marca quiere premiar a los consumidores que estén dispuestos a hacer de todo por una pieza de pollo al estilo Louisiana, como vimos en campañas anteriores.

Con esta nueva idea, bajo el lema ‘Esta locura que nos encanta’, Popeyes elegirá a la pareja más fanática del pollo frito americano. Los seguidores de la marca tendrán que seguir la cuenta oficial de Popeyes, dar like al post y comentar la fecha de su enlace. 

Con esta acción diseñada por la agencia Apple Tree, Popeyes quiere agradecer la fidelidad de sus consumidores y ensalzar su trayectoria. La marca busca poner en el centro la idea de que todo lo que hacen es con pasión y alegría y agradecer el cariño de sus seguidores hasta la fecha.