Eficacia y éxito de una feria. Claves del diseño del stand para que sea efectivo: creación, desarrollo e implementación.

Por Francisco Garrido, director general de Tridente Image Builders en España

Acudir a una feria funciona. La razón es simple. Nos encontramos ante un espacio que concentra gran cantidad de personas que buscan un mismo objetivo: darse a conocer. La interactuación humana es la base fundamental de la feria. A través de ella, conocemos de manera abierta y directa a otras personas y a sus objetivos gracias al diálogo y al conocimiento, evitando así la comunicación a través de otros canales o herramientas que usamos más a menudo en nuestro día a día como el correo electrónico, móvil, etc.

Exhibir es un medio visual y por ello, las ferias son exhibiciones. Elementos como el stand, los productos, material promocional, etc son variables que captan la atención del que asiste a una feria. Por esta razón, queremos ser altamente atractivos en estética y el stand, que es nuestra principal herramienta para conseguirlo, ha de tener una serie de requisitos base que, sin lugar a dudas, nos facilitarán el éxito ferial.

En primer lugar, deben saber qué es lo que le interesa a la audiencia. Para ello, nada mejor que el propio cliente se lo plantee. Nuestras primeras preguntas a los mismos, suelen estar relacionadas con la imagen que quieren transmitir. Una vez conocemos los objetivos, filosofía, estrategia y productos de la empresa, desarrollamos el concepto de imagen que mejor represente todos sus valores de una manera impactante y clara. También les preguntamos por el público objetivo que quieren alcanzar y por lo que esperan de la feria en la que van a estar presentes. Pongo un ejemplo, para ser más claro. Si lo que queremos es conseguir atraer muchos clientes, entonces aconsejamos diseñar un stand abierto, con espacios que permitan la entrada libre, sin barreras ni obstáculos que entorpezcan la entrada al mismo. En el caso de que se busque lo contrario, entonces nuestro stand tendrá que contar con una pequeña sala, un espacio apartado y cerrado donde podamos negociar tranquilamente.

En términos relacionados con el diseño, factor que consideramos esencial para captar la atención del visitante, debemos contar con una imagen gráfica que resulte impactante: mensajes cortos, claros, directos…que se dirijan al público objetivo. Todo esto debe ir acompañado con otros factores como por ejemplo la funcionalidad (debe ser un stand atractivo en cuanto a imagen, pero también ser funcional para que resulte operativo). La calidad de los materiales es también muy importante. Por último asesoramos a nuestros clientes acerca de las últimas novedades en cuanto a avances tecnológicos. De esta forma, una vez el cliente decide sobre estos parámetros, y tras llevar a cabo un proyecto por nuestra parte rigurosamente estudiado, presentamos un stand absolutamente personalizado, que garantice el éxito de la empresa durante sus días de exhibición. Atrás queda la parte de mayor elaboración y concentración. La ejecución e implementación del stand es la más rápida.