Actualidad
Advertisement

El futuro de la investigación

por Shelley Zalis

Estamos en una era confusa y contradictoria. La realidad es cada vez más inexplicable e impredecible, el liderazgo ha desaparecido e incluso el consumo está cada vez más alejado del valor de la marca para centrarse en otros valores puntuales. Existe un cierto ambiente de desencanto, que busca una organización.

Las claves para entender al nuevo consumidor, se basan en comprender que estamos viviendo en un escenario que nos empuja a vivir en una constante contradicción. Nos encontramos ante un consumidor que está abierto a todo, pero no es fácilmente accesible, ya que está saturado, hiperestimulado, y en ocasiones paralizado. Tiene acceso a todo tipo de información, pero cada vez se siente más desinformado. Es racional e inteligente, pero necesita que la marca le seduzca. Es amante de la novedad, espera la innovación, pero ante la situación actual a menudo se refugia en lo conocido, buscando una cierta seguridad y control. Puede que tenga pocos recursos, pero no siempre organiza sus prioridades de manera lógica, pudiendo restringir el gasto en productos de primera necesidad a la vez que decantarse por opciones de lujo. Multiplica su vida social en la red, pero aumenta su carácter transitorio y volátil de las relaciones, sintiéndose cada vez más expuesto al aislamiento. Es lo que denominamos en Ipsos como el 'Consumidor Caleidoscópico'.

Y en este escenario y panorama cambiante ¿por dónde pasa el futuro de la investigación? Las claves de futuro en cuanto a la investigación de mercados pasa por comprender esta nueva normalidad donde el consumidor se encuentra conectado continuamente a través de dispositivos electrónicos, donde existe pleno acceso a todo tipo de información, y donde el auge de aplicaciones personalizables sigue un crecimiento imparable. Cuanta más gente ve la conexión de doble dirección entre las personas y las posibilidades de interactuación alrededor del mundo, menos quieren sentirse parte de una investigación estructurada.
 
La investigación tradicional ha dado paso a una nueva forma de relación con los consumidores, donde la clave está en la contextualización de mercados. El nuevo camino se basa en una combinación de los avances tecnológicos y el cambio cultura hacia la interacción social, con el fin dar con un conocimiento más relevante, y ajustado al momento que vivimos. ¿Cómo se logra eso? Debemos estar siempre en modo experimental, adaptados a todos los cambios y nuevas situaciones. Y lo más importante, aquí ya no hay reglas.

Shelley Zalis
CEO de IPSOS Open Thinking Exchange
http://www.ipsos-na.com/research/media-content-technology/