El comprador senior se mueve por impulso en el punto de venta

Según el último estudio de AECOC Shopper View, los mayores de 65 años destacan por realizar compras menos planificadas que el resto de compradores

Dado que la pirámide poblacional en España se está invirtiendo a consecuencia del aumento de la esperanza de vida y la baja natalidad, y que los seniors se están convirtiendo en foco de atención para las marcas, la plataforma de estudio del comprador, AECOC Shopper View, ha analizado las características y tendencias del comprador senior.

Según el estudio, esta parte de la población se caracteriza por realizar compras menos planificadas que el resto de compradores. De hecho, a medida que va en aumento la edad disminuye la planificación en el punto de venta. Así, mientras un 72% de los compradores de entre 50 y 64 años planifica su compra, a partir de los 65 sólo lo hace un 62%. Además un 73% de los seniors afirma comprar por impulso en el mismo punto de venta en algunas ocasiones, mientras que un 23% asegura hacerlo siempre. El canal de compra mayoritariamente escogido por los seniors es el supermercado, al que el 94% acude de forma habitual una media de tres veces por semana. La tienda especializada de barrio es el segundo tipo de establecimiento al que acuden (46%), seguido del mercado (32%). De estos datos se desprende que el comprador senior es el que más actos de compra a la semana realiza, aunque el tamaño de su cesta es menor que el de la media. La cercanía de la tienda, es, en un 51% de los casos, el motivo más importante para elegir su enseña habitual, mientras que la variedad de productos y marcas es el segundo aspecto -33%-que más valoran.

Según los participantes en el estudio Seniors de AECOC Shopper View, las innovaciones más apreciadas por este colectivo están directamente relacionadas con atributos destinados a paliar problemas típicos de la madurez, principalmente a través de productos más saludables.

En el caso de platos precocinados o preparados este colectivo valora especialmente que tengan ingredientes más naturales (34%) y, en el caso de postres, lácteos y yogures, que aporten beneficios para su salud (31%). Por lo que respecta a alimentación envasada, las innovaciones se centran en facilitar la manipulación del producto y, en la categoría de droguería y limpieza, los seniors prefieren innovaciones relacionadas con el envase: buen sistema de apertura, tamaño y facilidad del agarre, entre otros.