Actualidad
Advertisement

El 66% de los españoles temen no poder hacer la compra por sí mismos cuando se jubilen

La población, cada vez más envejecida, demanda etiquetas fáciles de leer así como información clara de los productos

Dos tercios de la población española asegura tener miedo de poder hacer la compra una vez que envejezcan. Además, la población española, que cada año aumenta el nivel de envejecimiento, demanda etiquetas e información de los productos fácil, clara y comprensible.
Éstas son algunas de las conclusiones a las que llega la consultora Nielsen en un estudio que analiza los hábitos de compra de la población adulta en España. Los hogares de nuestro país crecen en número pero no en unidades familiares, ya que una de cada cuatro viviendas es unipersonal. De ellas, el 40% está formado por personas de más de 65 años, principalmente mujeres.
El 71% de la población encuestada asegura sentir temor a poder perder independencia en actividades básicas, como comer, vestirse o bañarse por sí mismo. Además, ocho de cada diez afirma que lo que más le preocupa es el mantenimiento del estado físico y mental una vez superados los 65 años.
Según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2030 habrá más de 11,6 millones de personas jubiladas, lo que supondrá que más de un cuarto de la población total española se encuentre en esa situación. Este progresivo envejecimiento provoca que el 55% de los encuestados demande más facilidades a la hora de leer las etiquetas de los productos, mientras que el 53% precisa más información sobre ellos, y asegura que la publicidad enfocada al sector sénior debería aumentar en los próximos años.